ESTILO PIJAMERO PARA MUCHOS MOMENTOS

Se acercan bodas, comuniones, bautizos, graduaciones y fiestas varias. Seguro que quieres ir guapísima, diferente y además, que lo que te compres lo puedas usar más veces. Pues éste es tu conjunto. El estilo pijamero es toda una tendencia este año, supercómodo y puedes hacerlo muy ponible, como ya verás en el post de hoy.

Yo me lo he puesto con un top lencero por dentro, ya que se abre un poco delante y prefiero llevarlo sin imperdible o botón. Pero si eres atrevida, puedes lucir tu sujetador más sexi a las mil maravillas. 😊

 

Otra opción, por si quieres lucirlo en una reunión o no te gustan los escotes, es llevarlo con un jersey o camiseta por debajo. Yo he elegido éste de cuello alto y sin mangas, que también encontrarás en la tienda. Un básico que no falta en mi armario, tanto en negro como en crudo.

 

El estampado es fabuloso y muy de tendencia, además el azulón es muy favorecedor y luminoso tanto para rubias como para morenas, compensando la claridad del rosa. Y con negros va de perlas, ¿a que sí?

Si prefieres darle un toque más informal, le puedes poner una sudadera en azul como ésta y unas zapatillas, y lista para ir a trabajar o salir con tus amigas a tomar algo. Y bueno, ¡qué bien queda con nuestro bolso de La Tunanta! Hecho en Logroño, a mano y con unos materiales y colores que hacen que estos bolsos sean únicos y muy ponibles para cualquier ocasión.  En la tienda tenemos una selección de colores maravillosos. 😊

 

Este tipo de sudaderas no deben faltar en tu armario para esta primavera, tanto en tonos lisos como estampada o con mensaje, son un must have. 😉

 

Y a la parte de arriba también le sacarás mucho partido, con unos jeans o con unos pantalones en azulón, como éstos de la tienda y que ya me has visto AQUÍ. Puedes ponértela durante todo el veranito, para salir a tomar algo por la noche o para trabajar, que los aires acondicionados son matadores, jejejejeje. También la puedes llevar sobre un vestido básico negro, para darle un toque, e incluso con una minifalda vaquera seguro que triunfas.

 

Ya ves que es un conjunto de lo más práctico para cualquier ocasión, pudiéndolo combinar de mil formas distintas, ahí ya tu imaginación y tu atrevimiento a la hora de mezclar. Ven a probarte o pregúntame por correo, whatsapp o por directo en las distintas redes sociales.

Pasa una maravillosa semana y te veo en la tienda, en redes y aquí, el próximo domingo. Besitos a miles.

 

Anuncios

TRAJE DE ENTRETIEMPO MUY DE TENDENCIA

Ya sabes que yo soy muy fan de las americanas extra grandes y de los pantalones jogger, por lo que en mi tienda no pueden faltar este tipo de prendas. Y más en un material tan cómodo como es el algodón, y en un color tan combinable como el azul.

 

Las americanas oversize son toda una tendencia esta temporada e ideales para tu día a día. Quedan genial con un vestido, con blusa e incluso las puedes llevar a modo de abrigo con un jersey de punto grueso debajo -es lo bueno que tiene el ser tan amplia, jejejeje-.  Me parece una de las prendas que no puede faltar en tu armario, sobre todo ahora que viene el maravilloso entretiempo. 🙂

 

Y bueno, una blusa blanca de buena calidad, que te siente de maravilla y con un estilo sencillo, es un básico de fondo de armario. A mí me encanta ésta porque tiene esos pequeños detalles que la hacen diferente, como el bolsillo con cremallera, que le da un aire sport, las mangas francesas tan estilosas o el bajo asimétrico y las aberturas laterales, ideal si tienes caderas.

 

Los pantalones jogger son una prenda que vamos a ver mucho en las tiendas. Este año están siendo toda una tendencia. Seguro que tienes alguno en tu armario. Son los que tienen un aire deportivo, con goma o cordones en la cintura, amplios en la parte de arriba y ajustados abajo, incluso algunos con goma en el tobillo. A mí me encantan los que son de un material algo elástico como éstos de algodón.

Este tipo de pantalones que tengo en la tienda, tanto en azul como en este color buganvilla tan chulo, es muy versátil y puedes crear diferentes estilos: con taconazo, una blusa o top lencero para ir más arreglada, o con unas zapatillas o alpargatas y una camiseta para ir más informal. Por lo que son una prenda ideal si viajas mucho y no puedes llevarte demasiado equipaje.

Ya sabes, pásate por Summertime by Bianca y pruébate estas maravillosas prendas, para ir cómoda y estupenda todo el día, además de muy de moda esta temporada. Sígueme en redes y no te pierdas todas las novedades que voy trayendo para renovar tu armario, ahora que viene el buen tiempo.

Pasa una maravillosa Semana Santa y nos vemos en la tienda, en redes y aquí el próximo día. Miles de besitos.

DE AZUL POR LOS PUEBLOS BLANCOS

Lejos quedaron las vacaciones, pero viendo las fotos me acuerdo de lo bien que nos lo pasamos visitando los pueblos blancos de Cádiz. Es una de las rutas imprescindibles si vas de turismo por Andalucía. Aunque hay muchísimos, nosotros elegimos: Arcos de la Frontera, El Bosque, Grazalema, Ronda y Setenil de Las Bodegas. Toda una ruta blanca. 🙂

Como el día amaneció algo fresquito, preferí ponerme esta falda larga plisada, que tengo desde hace años, y que sigue siendo tenencia aún, tanto por los plisados como por su color azul klein tan de moda. No puede faltar en tu armario una falda plisada porque, tanto este verano como en invierno, se van a ver muchísimo por todas partes. Si es con toques metalizados, mejor que mejor.

 

Lo genial de este tipo de faldas largas es que se pueden usar muchos meses al año, eso sí, lo mejor es llevarlas con zapatos planos como sandalias, slippers, mules o manoletinas. Yo he querido ponerme estas sandalias rojas cerradas, de Zara de hace unas temporadas, que le dan el punto de color al look. Y, aunque no soy de conjuntar bolso con zapatos, me llevé este rojo tan chulo de Parfois, ya que cabe de todo y me encanta cómo queda con el conjunto. ¿Qué te parece?

 

Arcos de la Frontera me encantó y menos mal que me llevé zapato cerrado, porque tiene unas cuestecitas muy majas, jajajajaja. Pero vale la pena subir por las vistas que hay del río y del embalse. Todo un espectáculo blanco y de callejuelas con palacios imponentes, iglesias, monasterios, casitas monísimas muy bien cuidadas y hasta un jardín andalusí muy bien cuidado. Vamos, muy muy recomendable que te dejes caer. Aunque sólo sea para comprar unos dulces a las últimas monjas de clausura que hay, en el convento de las Mercedarias.

 

De Arcos nos fuimos al pueblo de El Bosque para comprar, en uno de los artesanos, queso payoyo. Está buenísimo y, como somos unos enamorados del queso, siempre compramos alguna cuñita allá donde vamos. Nuestra nevera parece una quesería, jejejeje. Desde ahí, hasta Grazalema, pasando por el puerto del Boyar. Un paraje impresionante de pinos y vegetación que no parece que estés en Andalucía. Las vistas desde el mirador son espectaculares.

En Grazalema, otro pueblo blanco precioso y con muchísimas casas bajas, aprovechamos para comer en el gastrobar La Maroma. Te lo recomiendo, si vas de picoteo, porque tienen unos platos muy originales y a un precio muy bueno.

Este pueblo está metido en un pequeño valle, por lo que se ve muy bien desde la carretera, donde hay un paseo hasta el centro ideal para estirar las piernas después de un buen rato en coche.

Desde aquí nos fuimos a Ronda. Me sorprendió lo grande que es y la cantidad de sitios que tiene para visitar. Ya me lo he apuntado para pasar un día viéndolo con calma y entrando en todos los monumentos que hay, ya que fuimos con Coqui y no pudimos visitar nada. No te lo pierdas si vas a estar por la zona.

Desde sus jardines, pasando por la plaza de toros, fuimos hasta el mirador donde ves la orografía del lugar y de cómo está la ciudad colocada. Es impresionante cómo han ido construyendo los diferentes puentes sobre el tajo y que comunica la zona nueva del casco antiguo. No apto para los que tienen vértigo. 🙂

 

Aquí apretaba más el calor, menos mal que me puse mi nueva blusa de tirantes, fresquita y cómoda, que combina de maravilla con la falda. Y muy práctica para el verano porque puedes llevarla tanto para ir más arreglada o a trabajar, como para la playa.

Después de un paseo por Ronda cogimos el coche hasta Setenil de las Bodegas, una curiosa localidad incrustada en la roca de la peña, lo que marca la disposición de sus calles. Hay sitios que da hasta miedo pasar porque parece que se te va a caer la piedra encima, jajajajaja.

Te recomiendo caminar por sus calles y tomar algo a la fresquita en una de sus terrazas. Muy diferente a todo lo que puedes ver.

Espero que te haya gustado esta completa ruta blanca con mi look elegido para la ocasión. Nos vemos en el próximo post con mucha más moda, viajes y tendencias. Miles de besitos.