UN LOOK DE RÉCORD

En 2017 se ha cumplido el 60 aniversario de la fabricación del primer Seat 600 y, como nosotros tenemos uno -pudiste verlo AQUÍ-, hace unos sábados fuimos con él al Circuito de Montmeló. Se quería batir el récord Guinness de mayor número de 600 circulando, y ¡lo conseguimos! Costó un par de vueltas al circuito, pero lo logramos. 787 pelotillas juntos.

Estas son las vistas que teníamos desde el coche.

Fue toda una experiencia y una maravilla poder ver tantísimos coches juntos, de todos los colores y decoraciones imaginables –el sitio era ideal para hacer miles de fotos sin llamar la atención, jejejeje-. Así que me vestí un poco acorde con la ocasión con este conjunto con aires sesenteros.

Es todo de hace unos años, salvo los zapatos, de mi marca favorita: Laura Mamat, que son de este veranito y me tienen enamorada de lo cómodos que son,  además de muy ponibles para todo tipo de ocasiones. En redes me los has podido ver. Lo mejor es el tacón ancho, comodísimo para andar todo el día, sobre todo si vives en ciudades adoquinadas, jejejeje.  Es todo tendencia, tanto el tacón, por ser mules, como su color azul, que es el de esta temporada, y estoy encantada porque es de mis favoritos.

 

La blusa es de Nice Thing y adoro este aire vintage que tiene, con los cuellos bebé en azul y el tono crema. Lo divertido es el toque en amarillo de las costuras, a juego con la chaqueta, que también es de la misma marca (y la he llevado AQUÍ). Me parece que ambas prendas son de esas que puedes tener años que  no se pasarán de moda, además de llamar la atención por su originalidad y color.

 

No soy de llevar pantalones demasiado ajustados, me resultan incómodos si tengo que estar muchas horas sentada, pero estos de Zara de hace unas temporadas son la bomba. Me los pongo un montón y, si llego a saber que son tan cómodos, me compro de todos los colores, jajajaja.

Estos pantalones son otra de las prendas que tengo de fondo de armario, porque valen para ir más sport con zapatillas y una camiseta o jersey, o arreglada, como hoy, con tacón y blusa. La largura que tienen es ideal si quieres parecer más alta, al dejar al aire el tobillo y ajustar. Si tienes algunos un poco más largos, acórtalos y ya verás el efecto.

Ya sabes que este verano se ha llevado mucho los bolsos de rafia y materiales similares y, como me gustan los estampados, me he decantado por éste de mano, con el toque marinero de la rayas y esta langosta tan graciosa en roja. ¡No me digas que no es divertidísimo! Eso sí, practicidad ante todo gracias ya que es amplio y el asa es muy cómoda. 🙂

 

Nos lo pasamos en grande viendo los coches y todo lo que había organizado, la pena es que comenzó a llover y tuvimos que resguardarnos, desluciendo el acto; lo bueno es que aproveché el viaje para ver a mi amiga de la carrera Maricel y su familia, que viven cerquita, y con los que quedamos de ciento en viento, pero que es una alegría juntarnos cada vez y a los que mando un besazo enorme.

        

Espero que te haya gustado mi post de hoy, con este aire sesentero ideal para estos días de entretiempo que nos esperan.

 

Pasa una fantástica semana y nos vemos en el próximo post con mucha más moda y rincones geniales. Muacs.

 

Te dejo algunas fotitos más del evento hechas por mi súper fotógrafo, chófer y marido Óscar. Y muchas más fotos en el Instagram de nuestro 600: @seat600D

  

Anuncios

POR QUÉ LO LLAMAN VELVET CUANDO QUIEREN DECIR TERCIOPELO

Cada vez más me doy cuenta del abuso que hacemos de anglicismos en nuestro día a día, teniendo palabras en español para denominar lo mismo. Uno de los que más me ha rechinado últimamente es la palabra velvet para llamar el ‘terciopelo’. Parece que si llevamos una prenda de velvet va a ser más glamurosa que si es de terciopelo…. Que sepas que es igual de tendencia lo llames como lo llames, jejejeje.

Y después de esta reivindicación al uso de nuestra lengua maravillosa e internacional, el español, te voy a hablar de mi última adquisición: estos PANTALONES DE TERCIOPELO en rosa tan de tendencia.

 

Me los compré el otro día en Bershka y son increíblemente cómodos porque tienen una cintura elástica, una caída fabulosa y, algo imprescindible para mí, ¡bolsillos! jajajaja.

 

Como ya te comenté en mi post de lo que se va a llevar este otoño (ver AQUÍ), el terciopelo y el estilo deportivo son dos tendencias que vamos a ver mucho en todas las tiendas. Sobre todo, estoy encantada con que incorporen este material a nuestro armario y seguro que pico con más prendas. Hay maravillas por todas partes, mira: ÉSTE, ÉSTE y ÉSTE.

Hoy he querido hacer un estilismo un punto más arreglado, con los zapatos y la chaqueta en negro, y con tonos tostados en la blusa, como para salir a cenar o a tomar algo por la noche. Otra opción es con unos zapatos en beige y una chaqueta de punto, y vas genial para ir a trabajar.

 

Tanto unos zapatos de salón en negro como la chaqueta en negra, de piel o polipiel, son unos básicos que no pueden faltar en tu armario. Ya me los has podido ver en más ocasiones (ver AQUÍ y AQUÍ) y siempre me sacan de un apuro.

  

La blusa la tengo de hace mil años y es de An´ge. La uso muchísimo porque tiene un punto entre deportivo y arreglado que me encanta. El toque de las mangas en dos colores y el toque de brillo hacen que combine muy bien con todo. Me la has podido ver en otro post con un chaleco largo (ver AQUÍ). Tanto por fuera del pantalón, como por dentro, queda muy bien, dándole otro aire más informal.

 

Y como soy propensa a los dolores de garganta con el frío, siempre voy acompañada de un fular como éste de Parfois, que me tiene loca de contenta porque combina de maravilla con todo. ¡No me digas que no es precioso! Además me es muy útil cuando voy de viaje, porque así no tengo que llevar uno para cada conjunto. 🙂

 

Este tipo de pantalones con aire a chándal, para mi gusto, son totalmente incompatibles con zapatillas deportivas, salvo que quieras hacer un estilismo sport en toda regla o lleves una parte de arriba muchísimo más arreglada. Ya sabes cómo me gustan los contrastes. Además, si no eres muy alta como yo, al ser de pata ancha, te hace más bajita, así que hay que llevar tacón sí o sí.

 

Otra de mis debilidades son las gafas, ya sean de sol o de ver. Siempre busco que sean originales y, si son fabricadas en España, mejor que mejor. Estas de sol, de Wolfnoir, me las compré hace tiempo y me enamoró su diseño bicolor que sienta muy bien. No te pierdas sus diferentes modelos, a muy buen precio.

 

Gracias por estar ahí todas las semanas y espero que te haya gustado mi estilismo de hoy. Un besazo muy grande y nos vemos el domingo que viene.

 pantalon_terciopelo_web-7