AIRE MARINERO POR MARSELLA

La última de las paradas en nuestro viaje por el sur de Francia fue Marsella. Una cuidad portuaria, cosmopolita, llena de contrastes y mucho bullicio, muy diferente a cualquiera de las que habíamos visitados los días anteriores.

Uno de los primeros sitios que visitamos fue el puerto antiguo, donde hay amarradas cientos de embarcaciones de pesca o recreo.  Situado prácticamente en el centro del casco de la ciudad, es un precioso lugar por donde pasear y tomar algo, ya que hay gran número de restaurantes y mucho ambiente nocturno.

 

Y, para hacer honor a esta ciudad, elegí este conjunto con aires marineros en azul y blanco tan cómodo para un día de turismo. Chaqueta, que ya me has podido ver AQUÍ cuando visitamos Carcasona, y jersey, de Algo Bonito, del año pasado, que viene muy bien para estos días de entretiempo. Además las rayas marineras se llevan temporada tras temporada, por lo que es una apuesta perfecta.

De la chaqueta me encantan sus detalles en dorado y las cintas con pequeños flecos me parece que quitan la formalidad del estilo y así se puede utilizar tanto para ir de sport como más arreglada. También he querido sumar al look un pañuelo anudado al cuello -que tanto se lleva este año- y que luce mucho si llevas escote, aunque también queda genial con cuellos más cerrados. Prueba a llevar uno esta temporada. El que me ves me lo compré en el MoMA de Nueva York. Me encantan las tiendas de los museos, encuentras maravillas muy originales.

 

Como sólo teníamos un día para ver todo, fuimos al Museo de las Civilizaciones de Europa y del Mediterráneo (MuCEM), donde hay varias exposiciones muy interesantes -y aptas para niños- en torno al mar. Si no eres muy de museos o tienes poco tiempo, al menos visítalo por fuera, ya que se une el Fuerte de San Juan con el edificio nuevo del museo, muy bien integrado y que está situado en un antiguo muelle. La unión es espectacular y hay maravillas arquitectónicas como este puente de cemento que levita sobre el foso.

Dentro del museo han reformado todo el fuerte, el faro y los jardines, para crear un circuito de visita, además hay cafeterías y zonas habilitadas con bancos y tumbonas donde puedes hacer un descanso, tomarte algo al sol o simplemente disfrutar de las vistas al Mediterráneo que hay desde sus murallas. No dejes de ver el edificio diseñado para el museo y su original celosía marina.

  

Todo Marsella es para pasear, por lo que te recomiendo que lleves zapato cómodo. Yo me decanté por estas manoletinas rojas, que ya me has visto varias veces AQUÍ y AQUÍ y que han sido todo un acierto este viaje. Además de darle un toque de color al estilismo, también son geniales para andar durante horas.

Por cierto, además de abrir tarde, el museo tiene dos accesos: uno en la parte superior, que va al fuerte, y otro desde el mar y entras en el museo. Desde cualquiera de las dos hay un buen circuito y tienes vistas de la catedral de Marsella, que tampoco te puedes perder.

 

La catedral de Santa María la Mayor no es muy antigua, es del s. XIX, pero merece la pena verla, tanto por su arquitectura como por la localización, ya que está en primera línea de mar. Por la noche está preciosa y muy bien iluminada, además el atardecer es fantástico y muy romántico desde ahí.

Y de museo a museo, jajajaja. Desde ahí nos fuimos hasta el hospicio de La Vieille Charité, que alberga el de arqueología mediterránea, donde aprovechamos para comer en la terraza y probar la cerveza de Marsella: La Cagole. Muy suavecita, muy rica, y, después de un día intenso, sienta de maravilla 🙂

 

La tarde la dedicamos a recorrer la parte antigua de la ciudad, llena de callejuelas maravillosas, con anticuarios y, cómo no, tiendas donde comprar jabón de Marsella, indispensable recuerdo de esta ciudad. Los de lavanda son los más típicos y, sobre todo yo los uso también como ambientador en los cajones. Dan un aroma a la ropa genial.

 

Del pantalón aún no te he contado lo cómodo y estiloso que es, jajajaja. Tenía muchas ganas de tener unos palazzo blancos y que no fuesen finos, para usarlos casi todo el año, y los encontré en las rebajas de verano de Zara. Este tipo de corte no es apto si tu cintura es ancha, pero es ideal si tienes los muslos algo gruesos, porque te va a disimular mucho. Si no eres muy alta, busca uno de talle alto ya que te va a estilizar algo más.

Y, para acabar de rematar el día, subimos hasta la basílica de Notre-Dame de la Garde, desde donde hay unas vistas maravillosas de la ciudad. Eso sí, mejor sube en autobús, porque la cuesta es muy pronunciada. Parten desde el puerto cada poco.

Espero que te haya gustado mi visita a Marsella con este look tan marinero. Miles de besitos y nos vemos en el próximo post. Por cierto, estas son las vistas del edificio del museo desde el puente que comunica con el fuerte. Impresionante, ¿no te parece? Besitos.

AL MAL TIEMPO… ¡BUEN COLOR!

Menuda niebla y fresquete que estamos teniendo últimamente por aquí… muchos días casi ni se ve la ciudad. Como el tiempo de ayer sábado, así que decidí darle un toque de color al día con este look tan divertido y alegre. Y como me vi tan mona, aprovechamos para hacer unas fotos al lado del Ebro. Ya sabes, al mal tiempo… ¡buen color!

falda_rayas-14

Eso sí, bien acompañada de mi calentito plumas que tengo desde hace un montón de años y que ya me has podido ver AQUÍ. Me encanta su color y lo bien que queda con casi todos los estilos gracias a ese punto que tiene entre sport y arreglado. Y sobre todo es genial la parte de atrás entallada, que hace que no abulte demasiado.

falda_rayas falda_rayas-23

Este abrigo lo suelo llevar siempre que no quiero usar bufanda, porque tiene un cuello alto que abriga un montón, y ya, si le incluimos unos buenos guantes largos como estos amarillos… ¡adiós al frío! Jajajajaja.  Me gusta mucho llevar remangada la chaqueta para que se puedan ver bien los guantes, y además darle un aire chic al conjunto.

falda_rayas-20 falda_rayas-19

Por si acaso, y como mi garganta no aguanta mucho el frío, siempre llevo un pañuelo a mano, como éste de Nice things tan mono y que le va genial al jersey. El contraste del azul con el amarillo me encanta, junto a los toques de rosa de la falda y del pañuelo. Y ya ni te cuento mezclar las rayas de la falda con los cuadros del pañuelo, ¿qué te parece?

falda_rayas-4 falda_rayas-22

Para este tipo de faldas con vuelo hay que tener mucho cuidado con el abrigo que te pones ya que puede arruinarte del todo el estilismo. Yo las llevo siempre con chaquetas cortas y entalladas, para poder lucir bien todo el vuelo que tienen y mantener unas proporciones buenas.

falda_rayas-2

La falda me la compré el año pasado en el showroom de Libe Llule y la llevo todo el año gracias a que tiene una gama de colores que van bien en todas las estaciones. Me la has podido ver combinada con rosas AQUÍ, pero hoy he decidido darle un toque más arriesgado con este jersey amarillo de Massimo Dutti, de hace unos años.

falda_rayas-11 falda_rayas-21

Me gusta mucho que la cinturilla de la falda sea un poco ancha y, para acentuar un poco más mi figura, me he metido el jersey también por dentro. El efecto es mucho más juvenil y además parezco algo más alta 🙂 Siempre que puedas, haz lo mismo y ya verás qué cambio das.

falda_rayas-13 falda_rayas-10

El jersey es un poco más largo por detrás, donde tiene unos botoncitos -que no se aprecian mucho en la foto- y que me gusta abrirlos y darle un nuevo aire. Tengo varios de este estilo, como el gris que me pudiste ver AQUÍ.

falda_rayas-12 falda_rayas-6

La niebla se va apoderando de la ciudad y nada mejor para que no se mojen las gafas que un buen sombrero como éste azul que ya me has visto AQUÍ y AQUÍ. Esto de llevar gafas tiene sus inconvenientes y sus ventajas, jajajajaja.

falda_rayas-18

Y otra prenda que no puede faltar en tu armario es un buen par de botas de agua… o botines. Éstos me los compré el otro día en Primark y fueron toda una ganga. No son aptos para hacer grandes caminatas, porque son de goma mala, pero para un rato van genial.

falda_rayas-5 falda_rayas-3

Me gusta el contraste entre lo elegante de la falda y la parte sport de las botas y la chaqueta.

Y debajo de tantas capas, ¿qué llevo? Pues una camisa estampada genial de Zara de esta temporada.

falda_rayas-8 falda_rayas-15

Ya sabes que lo mío por las camisas es pura debilidad y, cuando llevo partes de abajo de cintura alta como hoy, me gusta llevarlas abrochadas del todo para no parecer bajita, ya que tengo la cintura muy alta.

falda_rayas-16 falda_rayas-9

Espero que te haya gustado mi propuesta de hoy y le des color a estos días grises utilizando prendas primaverales. Si puedo, nos vemos el domingo que viene, si no… nos vemos el siguiente sin falta con mucha más moda. 🙂

¡Feliz semana y feliz puente!  Muaks.

falda_rayas-7

NAVY MIX

Poco a poco se va acabando el verano, pero no por ello vamos a dejar de llevar prendas que nos evoquen las vacaciones, como éstas de estilo navy.

marinero-3

Las rayas me encantan y hoy he mezclado horizontales con verticales sin arriesgar mucho, todo hay que decirlo, ya que he mantenido los mismos colores. No temas mezclar estampados como rayas y cuadros, o puntos, siempre que los colores sean complementarios o similares. Aquí puedes ver cómo combinar pata de gallo con puntos.

marinero-4 marinero-7

La camiseta es de Zara y me encantan los botones que tiene laterales, ya que puedes jugar con ellos abriéndolos más o menos, según la ocasión 🙂 Otra cosa genial es que es más larga por detrás y de otro material más fluido, lo que le da un movimiento chulísimo.

marinero-6 marinero-18

Este tipo de camisetas, con rayas finas, es uno de los básicos de un armario, ya sean de manga larga, corta o de tirantes, con líneas azules, rojas o negras. Yo tengo unas cuantas y las utilizo prácticamente todo el año, además se llevan temporada tras temporada, por lo que es una compra que amortizas seguro.

marinero-8 marinero-13

Ya ves que con un pantalón de vestir queda genial, tanto para ir a trabajar como para salir a dar una vuelta. Éstos me los compré a comienzos de verano en Libe llule cuando vino a Logroño. No puedo evitarlo y siempre pico cuando viene Irantzu con toda su moda, y es que tiene prendas muy originales y a un precio genial. Mira qué chuladas: AQUÍ, AQUÍ y AQUÍ.

marinero-16

Son súper cómodos, ya que la tela tiene un poco de elástico, además de en la cintura. Para verano me gustan mucho las prendas holgadas y finitas, pero que no me hagan parecer un saco, y estos pantalones tienen todo lo que busco. No me digas que no son preciosos… 🙂

marinero-26 marinero-24

Este tipo de corte de pantalón, flojo arriba y ajustado abajo, sienta genial a todo el mundo y a mí me gusta mucho, porque es muy cómodo para el día a día.

marinero-19

Como el día salió un poco fresquito, para acompañar al look, me llevé esta chaqueta que le da ese punto chic al conjunto. Ya me la has visto conjuntada con rojos (ver AQUÍ) y siempre me saca de un apuro, porque combina con todo tipo de estilos. El azul marino es un color de lo más socorrido y a todo el mundo le queda bien.

marinero-14 marinero-22

marinero-23 marinero-27

Y bueno, los pies, como no son del cuerpo, los calcé con estas sandalias blancas, jajajajaja. Son de hace años y ya las voy a jubilar, muy a mi pesar, porque están las pobres hechas polvo. Este tipo de zapato de esparto es tan cómodo que me lo pongo casi a diario, aunque tenga tanto tacón. Seguro que tienes un montón de cuñas y zapatos varios de esparto, pero no dejes de mirar la web de esta chica riojana que hace maravillas de zapatos: Saray sus alpargatas.

marinero-10 marinero

Atrévete a mezclar estampados y colores en tus looks de diario para dale un punto divertido.

Espero que te haya gustado mi propuesta de hoy. Ya sabes que tienes mucha más moda, tendencias y novedades en mi Facebook y en Instagram. ¡Sígueme! 🙂

Miles de besitos y nos vemos el domingo que viene.

marinero-11

Guardar

Guardar

Guardar