UN BÁSICO, CUATRO ESTILOS

Seguro que te pasa como a mí que hay días en los que vas por la vida como loca y acabas poniéndote siempre lo mismo y conjuntado de la misma manera. Hoy te voy a mostrar lo útil que es tener un vestido negro en tu armario y el partido que le puedes sacar creando 4 looks facilísimos.

Los vestidos negros -también llamados LBD, Little Black Dress– son un comodín para cualquier ocasión. Hay que tener un par de ellos como mínimo: uno arreglado y otro más informal. Yo he cogido éste de informal algodón, de Nice Things, que utilizo muchísimo para el día a día y con él he hecho estos cuatro conjuntos.

Primero me he puesto un fajín de un color que haga contraste. Es una manera muy sencilla de darle un punto más sexi a un vestido recto. Lo divertido es sacar un poco de tela hacia arriba, acortando el largo del vestido y así consigues un aire diferente.

 

Éste fajín me lo has podido ver más veces ajustando vestidos (AQUÍ y AQUÍ) y creando un efecto de mono con un pantalón y camisa (AQUÍ). Si no tienes uno, también puedes usar un fular fino, a poder ser con algo de color o brillo, o una corbata de tu chico que te guste mucho 🙂

 

La segunda de las versiones es dejar el vestido tal cual, recto y cómodo para cualquier ocasión. Si no eres de las que va de negro absoluto siempre, también puedes añadirle color con los zapatos, algún complemento o con el bolso, como he hecho yo. Me encanta este bolso azul.

 

Como empieza a refrescar, lo mejor es añadir una chaqueta un poco más vestida, creando así el tercer conjunto. Con cinturón también queda bien, aunque prefiero que el vestido sobresalga un poco de la chaqueta para que no se quede enganchado por detrás y haya “accidentes”, jajajaja.

Esta maravilla de chaqueta es de Mekkdes y me la compré en Noemí Albisu esta primavera pasada. Me gusta mucho porque es muy original, además de calentita, y queda genial con negros, ¿qué te parece? Ya me la has podido ver conjuntada con amarillos en este otro post (ver AQUÍ).

Y por último el cuarto look, el que más me gusta, es superponer un jersey. A mí me gusta llevar uno largo que deje entrever sólo un poco el vestido, pero no demasiado.

 

Ya sabes que soy muy fan de los jerséis, sobre todo los amplios, y fue ver éste el otro día en Bershka y enamorarme. No puedo remediarlo, jajajaja. Uno de este estilo nunca falta en mi armario porque va con todo y para todas las ocasiones: con vaqueros y zapatillas para un día informal, con una falda midi y taconazo, o sobre un vestido como éste. Y si ya le pones un chaleco de pelo, tienes el conjunto completo para afrontar el frío. 🙂

Al acortar el vestido quedan  mucho mejor las botas altas, que hoy me he puesto sin medias porque la temperatura acompaña, si no, unos pantis gorditos son la mejor alternativa. Este tipo de botas se llevan muchísimo  por encima de la rodilla esta temporada. Hazte con unas y combínalas con tus minis más cortas o con unos short, como yo hice AQUÍ.

Lo genial del negro es que puedes usar prácticamente cualquier color, y este jersey blanco de ochos, tan gordito y largo me parece que le da un punto fantástico. Siempre busca uno con caída porque si no, vas a parecer una bolita de algodón, jejejeje.

¿Cuál de las cuatro opciones te ha gustado más? Ya ves que con un vestido básico negro y con un poco más, tienes un montón de posibilidades de cambiar un conjunto y multiplicar tu armario con pocas prendas.

 

Pasa una maravillosa semana y el domingo que viene aquí nos vemos con mucha más moda.

Miles de besitos. MUAKSSSSS

UN MONO DE DOS PIEZAS EN LAS ALDEAS DE EZCARAY.

Con este tiempo tan loco aprovechamos cada fin de semana soleado para descubrir nuevos rincones de La Rioja. El domingo pasado nos escapamos al valle de Ezcaray, en plena sierra de la Demanda, donde hay varias aldeas preciosas, dignas de visitar, como ésta de Zaldierna.

zaldierna-25

No te creas que voy a ver pueblitos empedrados con tacones y así de arreglada, jajajajaja, después de las fotos me cambié y estuvimos haciendo trekking, comiendo de maravilla y pasando un día fabuloso por la zona. El caso es que me apetecía mucho enseñarte este conjunto tan bonito de Dolores Promesas y qué mejor lugar que esta aldea con restos de la última nevada.

zaldierna-32 zaldierna

Este conjunto me lo compré en mi escapada a Madrid (haz click AQUÍ para ver más) aprovechando que estaba a buen precio. Me encanta esta marca pero no siempre se ajusta a mi presupuesto. Lo genial de estas dos prendas, de estilo étnico, es que parece que voy con un mono. Ya sé que se lleva mucho pero personalmente me resulta muy poco práctico, sobre todo en invierno, eso de tener que quitarse la parte de arriba cada vez que vas al baño no es para mí. Así que me hago mi propio MONO DE DOS PIEZAS.

zaldierna-5 zaldierna-8

            zaldierna-21               zaldierna-13

¿Y cómo puedes conseguir este efecto? Muy fácil, yo lo hago combinando un pantalón y una parte de arriba (únicamente camisa, top lencero o blusa) de dos maneras distintas: la primera, y más sencilla, con dos prendas del mismo color y material, a poder ser vaporosos o con mucha caída, como lo que llevo, con o sin estampado, pero que haga ese efecto de unidad. Y la segunda, un poco más complicada, pero que queda muy bien y a veces la uso, es combinar dos prendas de distinto color pero del mismo material y con el talle del pantalón muy alto.

zaldierna-27 zaldierna-18

Poniendo un fajín o cinturón que tape la cinturilla del pantalón evitas que sea tan evidente que llevas dos piezas, y además, acentúas tu cintura. 🙂 No puede faltar en tu armario uno en negro y en tonos marrones y verás cómo lo usas todo el año. Este que llevo me lo compré en verano para un vestido monísimo (para ver más haz click AQUÍ) y lo uso todo el año con todo tipo de prendas (ver AQUÍ)

zaldierna-6 zaldierna-2

Los zapatos son de Adolfo Domínguez de hace unos años y, aunque son bastante altos, sorprendentemente son muy cómodos, ya que tienen una pequeña plataforma delante que amortigua mucho, además de un tacón cuadrado comodísimo. Hasta me permitieron subir y bajar cuestas empedradas sin matarme en Zaldierna, jajajajaja, y eso que había hielo y nieve en las zonas de sombra. Hay que añadir las sesiones de fotos como “deporte de alto riesgo”. 🙂

zaldierna-3 zaldierna-22

Lo bueno es que hacía bastante calor y hasta me sobraba el abrigo. Eso sí, la gente del lugar se quedaba mirando con cara de “¿y ésta de dónde ha salido?” “¡Sacándose fotos en mangas de camisa, con el cuello desabrochado y en tacones sobre la nieve!”. Así es la moda. Pero este conjunto tan chulo con estampado étnico lo merecía.

 zaldierna-16 zaldierna-20

Los pantalones son de estilo baggy: anchos en la parte de arriba, tiro bajo y estrechos a partir de la rodilla. Me gustan mucho de este tipo porque son muy cómodos, muchos de ellos suelen tener cintura elástica, y se pueden usar tanto para ir de sport como arreglado, en función del calzado. Ya me viste unos muy similares en mi escapada a Burdeos (haz click AQUÍ) y no pueden faltar unos en tu armario, sobre todo de cara a la primavera. Tienes similares AQUÍ, AQUÍ y AQUÍ.

zaldierna-19 zaldierna-23

zaldierna-7

Nos recorrimos la localidad andando y hay que reconocer que esta aldea, y las que hay alrededor, son preciosas con y sin nieve, así que te invito a que te acerques a pasar el día por este valle de La Rioja. Se come de maravilla y hay tanta tranquilidad y una naturaleza tan espectacular, que cargas las pilas para toda la semana.

zaldierna-30 zaldierna-26

No hace falta que te diga que Ezcaray es uno de los municipios turísticos de alta montaña más conocidos de nuestro país: su estación de esquí, sus bosques y senderos, su precioso casco histórico, restaurantes con estrella Michelín, o sus artesanos textiles son solo algunos de sus motivos para venir a disfrutarlo y poder mostrar tus mejores estilismos. Auténtica moda de altura.

zaldierna-11

Espero que te haya gustado mi propuesta de hoy, y este pequeño truco para llevar dos piezas pero que parezca un mono, en este entorno tan maravilloso.

Pasa una fantástica semana y te espero el domingo que viene. Besitos.