SIEMPRE CÓMODA Y DE TENDENCIA

El pasado fin de semana tuvimos que ir a Madrid, por temas de trabajo, y aprovechamos unas horitas del domingo para hacer turismo y visitar el Museo Arqueológico Nacional (MAN). Lo teníamos pendiente desde hace unos años y de verdad que vale la pena ir, incluso con niños.

Para este día me llevé mis últimas adquisiciones de Zara: un jersey bien calentito en blanco y otros pantalones en estampado príncipe de gales. No puedo evitarlo, me encantan los cuadros, jajaja, aunque también hay que decirlo, poco más encuentras en las tiendas ahora mismo, a un precio módico, al menos en las de Logroño.

Como llevábamos la cámara, el agua, la bufanda de porsia y mil historias más, me llevé mi práctica mochila de Parfois, y que me la has visto en mi escapada a París AQUÍ y AQUÍ. Ya sabes que las mochilas-bolso están muy de moda esta temporada, así que no puede faltar una en tu armario. Ésta es muy práctica porque no pesa nada y cabe un montón de cosas, además de tener un color precioso que combina de maravilla con todo el conjunto, ¿no crees?

 

Y, como no puede ser de otra manera, un zapato cómodo para caminar todo el día, pero sin perder el toque arreglado gracias a su estilo oxford y la piel acharolada en granate. Estos zapatos me los has visto AQUÍ con un outfit con falda midi y son ideales para dar un toque divertido a cualquier look, gracias a su cuña de madera y el toque de la goma blanca. Además, consigues ganar unos centímetros, que siempre vienen bien 🙂

 

Como la mañana no era muy fría me puse dos jerséis: uno básico negro fino -imprescindible en cualquier armario y que me has visto AQUÍ– y otro en blanco con puños, que parece más una sudadera que un jersey, y que suaviza el look tan formal. Además, el toque del lacito me parece muy divertido.

 

Me gustan mucho los jerséis que tienen alguna asimetría, me parece que le dan un toque diferente al estilismo, además de ayudar a tapar ciertos volúmenes no deseados, jajaja.

 

Esos pantalones son algo elásticos, lo que los hace muy muy cómodos, sobre todo si tienes que estar muchas horas sentada. Este tipo son ideales para un outfit de trabajo gracias al estampado clásico, así como al corte algo recto y las costuras frontales, a modo de raya, además del doblez en la parte inferior. Lo bueno de esta prenda es que puedes darle un aire más sport con un jersey o sudadera, como el que he elegido hoy, o uno más arreglado con una blusa o camisa y zapatos de tacón.

Y, paseando paseando, llegamos al MAN 🙂

Espero que te hayan gustado mi nuevas adquisiciones y este conjunto ideal para el día a día, con prendas muy versátiles y fáciles de encontrar. Pasa una fantástica semana y nos vemos en el próximo post.

Miles de besitos y muchísimas gracias por tus comentarios. Muas.

Anuncios

TONOS TIERRA POR TRUJILLO

Aunque pueda parecer que me paso el día de viaje, no es así… que algo trabajamos, jajajaja. La verdad es que los pocos días que tenemos de fiesta nos cunden mucho y los aprovechamos para irnos fuera. Y esta vez hemos hecho una parada en Trujillo, Cáceres, de camino a nuestras vacaciones en el sur.

Si tienes ocasión de acercarte, te va a encantar, es un pueblo medieval muy bien conservado y con rincones preciosos por todo el casco histórico. Parece que estás en otra época. Nosotros lo recorrimos de noche cuando llegamos y al día siguiente, y la verdad es que cambia totalmente.

 

Para un día de turismo, con algo de fresquito, elegí este look en tonos tierra con estos  comodísimos pantalones jaspeaditos de Zara. Me encantan porque combinan de maravilla con todo, sobre todo con esta blazer tostada que es parte de mi fondo de armario, y que me has visto combinada AQUÍAQUÍ y AQUÍ.

 

Como hacia un día de esos rarunos, me puse este jersey sin mangas y que me parece que le da un punto entre sport y arreglado genial para diario y, cómo no, unos zapatos planos para poder subir las cuestas de Trujillo :). Éste es uno de los looks de 24 horas que suelo usar más a menudo: pantalón de pinzas+jersey fino+blazer+zapato plano.

 

Y esta vez nos llevamos a Coqui con nosotros de vacaciones, que no se va a quedar sin hacer turismo siempre, jejejeje. La verdad es que se porta genial y se lo pasa de maravilla olisqueándolo todo, y disfrutamos mucho con él. Aunque no en todas partes permiten mascotas, no dejamos de salir con él. Si tienes un animal de compañía, seguro que te ha pasado más de una vez no encontrar hotel o tener que comer en la terraza porque no puedes entrar con ellos. Menos mal que poco a poco se va concienciando la hostelería y hay cada vez más sitios que lo permiten y cada vez más gente sale con su mascota de viaje. Ahora ya, cuando dejen entrar en los museos… vamos, será la bomba. 🙂

 

Eso sí, mira que posa bien mi peluchín… es decirle: “Coqui, foto” y él se pone tieso y mira a la cámara, jajajaja. Es un crack. 🙂

El castillo es espectacular y tiene unas vistas de la zona increíbles. Lo mejor es que, para llegar a él, tienes que pasar por gran parte de las iglesias, monasterios y caserones de la parte antigua. Si vienes, te recomiendo que vayas con zapato cómodo, porque sus calles empedradas son en cuesta en su mayoría. Yo me puse los oxford en nude, que me has podido ver AQUÍ y AQUÍ y que no me los quito en los días de entretiempo.

 

El jersey es de hace unos años, de Massimo Dutti, y me lo pongo en todo tipo de ocasión, tanto con una falda más arreglada como con un pantalón deportivo. Es otra de mis prendas de fondo de armario. Si quieres versatilidad, opta por una prenda así, sobre todo si tienes los hombros estrechos o algo caídos, al tener las mangas un poco metidas, se resalta esta parte.

 

Y tras un buen rato paseando y, después de la típica foto con la estatua de Pizarro, conquistador del Perú, nos fuimos a reponer fuerzas en una de las múltiples terrazas que hay en la plaza Mayor. Genial también por la noche para cenar y tomar una copa.

Espero que te haya gustado mi visita a Trujillo con este look en tonos tierra tan chulo. Para una maravillosa semana y nos vemos el próximo día con mucha más moda y viajes. Miles de besitos y muchísimas gracias por tus comentarios.

ESCAPADA A PARÍS II: MUSEOS IMPRESCINDIBLES

Primero de todo ¡FELIZ NAVIDAD! Espero que hayas pasado una fantástica noche y que tengas un muy buen día de Navidad. Como ya te conté la semana pasada (AQUÍ), hemos estado en París… la ciudad del amor, la moda… y los museos. El más importante, y que seguro que conoces, es el Museo del Louvre. Y ahí empezó, muy temprano, nuestro segundo día en esta maravillosa ciudad.

paris_louvre-2

Como somos de visitar de todo, cogimos la Paris Museum Pass, una tarjeta que te evita colas y, por un precio bastante bueno, te incluye un montón de iglesias, museos, subir al Arco del Triunfo y las torres de Notre Dame, entre otros muchos monumentos. Toma nota si vas a ir a París. Antes de entrar al Louvre, aprovechamos a hacernos las típicas fotos, jejejeje.

paris_louvre-6

Lo bueno de los museos es que tienen consigna, así que dejé todos los bártulos y pude disfrutar del museo tranquilamente. Y, para este día, me puse mis comodísimos pantalones culotte azules, que me has visto AQUÍ.

paris_louvre-5 paris_louvre-3

Para cambiar de combinarlo siempre con camisa, me los puse con este jersey de cuello alto, de Zara de esta temporada, tan de tendencia. Es uno de los imprescindibles de este invierno que no puede faltar en tu armario, yo los tengo de todos los colores y vienen de maravilla 🙂

paris_louvre-15

Si vas a París no puedes dejar de entrar en este fantástico museo. Te digo yo que puedes estar horas y horas y seguir descubriendo rincones distintos así de bonitos. Cada zona es distinta, ya que en un principio fue un palacio, pero sobre todo hay unas salas que son fabulosas.

paris_louvre-26 paris_louvre-29

Nosotros hicimos la visita “rápida” para ver lo más conocido: la venus de Milo, el cuadro de Delacroix de La libertad guiando al pueblo y, cómo no La Gioconda –entre otros-, que por cierto me decepcionó un poco, pensaba que iba a ser más grande (además casi no se ve con todas las medidas que hay de seguridad).

paris_louvre-27 paris_louvre-23

paris_louvre-22 paris_louvre-24

Salimos del museo con ganas de aire libre y aprovechamos el solecito para comer en el parque y dar una vuelta por la zona. Se estaba tan bien que acabamos quitándonos el abrigo. Con esta chaqueta, tan calentita, de Maje fui de maravilla todo el día.

paris_louvre-8 paris_louvre-7

Y, como hacía bueno aprovechamos para subir a las torres de la catedral de Notre Dame. Menudas vistas más espectaculares que hay desde su campanario. Y qué decir de sus famosas gárgolas… chulísimas. Mi amorcito se lo pasó genial fotografiándolo todo. Y yo luciendo mi calentito abrigo rojo y aprovechando los rayitos de sol, jejejejeje.

paris_louvre-12 paris_louvre-9

paris_louvre-16 paris_louvre-19

Para otro día trotero, me puse estos botines de Parfois, de esta temporada, comodísimos. Son de terciopelo y se adaptan a la perfección al pie. La verdad es que pensaba que iban a ser algo más incómodos y casi no me los quito, además tienen un tacón perfecto para aguantar horas andando. ¿No me digas que no son preciosos?

paris_louvre-10

Y, para seguir con la dinámica cultural, nos fuimos al Museo d´Orsay. Un museo de arte del siglo XIX y que es la continuación del Louvre y la antesala del museo de arte contemporáneo (Centro Pompidou) al que fuimos al día siguiente.

paris_louvre-14 paris_louvre-30

Como somos de no parar, y un poco masocas, jajajaja, nos fuimos al Bulevar Haussmann, otra zona comercial donde están las famosísimas Galerías Lafayette. Todo un espectáculo navideño en un edificio al más puro estilo art decó. Ya he negociado que, la próxima visita a París, iremos de compras aquí.

paris_louvre-31 paris_louvre-32

Antes de cenar, para poder ver la ciudad iluminada, subimos al Arco del triunfo. Apúntate que a las horas en punto, la torre Eiffel se ilumina, y las vistas desde allí son geniales.

Y aquí acaba nuestro segundo y agotador día en París. Espero que te haya gustado, pasa unas felices fiestas y nos vemos el domingo que viene.

Miles de besitos.

paris_louvre-13