ALGODÓN RECICLADO MADE IN SPAIN

Parece que bajan las temperaturas, así que nada mejor que llevar una prenda calentita para acompañar los días más frescos. Y hoy te propongo éstas hechas en algodón reciclado, fabricado en España y con unos diseños de lo más chulos. Me encantan estas mangas tan divertidas y oversize que tanto se lleva ahora.

Ya sabes que en la tienda apuesto por marcas y diseñadores españoles, así que cuando la vi me encantó. Todo tiene un tacto de lo más agradable, un corte diferente y el plus de que sus prendas son recicladas o de algodón ecológico, como la camiseta marinera que me has visto AQUÍ. Y otras cositas que te he ido enseñando por redes.

 

Aproveché los días de Semana Santa para hacer una escapada a San Juan de Gaztelugatxe, que tenía muchísimas ganas de visitar, y la verdad es que no me defraudó para nada. Eso sí… gente… vamos… como si fuese el primer día de las rebajas de El Corte Inglés en sus buenos tiempos, jejejejejeje. Pero hay unas vistas tan maravillosas que vale la pena ir. Además nos llevamos al peludo y se lo pasó en grande trotando por todas partes.

 

Y yo con mis prendas maravillosas a gusto que fui, porque hacía un pelín de fresco y con el algodón se estaba muy bien. Tienen el grosor y el punto grande justo para esta época del año en la que te asas con el abrigo, pero no hace para ir con una chaquetilla. Las mangas, aunque son amplias, no son largas y además tienen el puño ajustado, para que no se caigan más. Y como pesan, a pesar de ser amplias, no ajustan. Vamos, que puedes llevarlas estupendamente en tu día a día.

 

Y además los colores son fabulosos para combinarlos con cualquier prenda. Tanto los tonos arena de la chaqueta y el jersey, como el rojo son fabulosos. Yo me he puesto de negro para que la protagonista sea la prenda, pero puedes llevarlos con camisas, camisetas. Me encanta llevar jerséis crop como éstos sobre vestidos ajustados, así les das un aire nuevo a esas prendas que siempre te pones de la misma manera.

 

Si eres de las que te preocupas por el medio ambiente, le gustan las prendas oversize o simplemente te han encantado, pásate por la tienda y pruébate. Ya verás cómo te enamoran.

Pasa una maravillosa semana y nos vemos en la tienda, en redes y aquí en el próximo post.

 

Anuncios

1 PANTALÓN, 2 LOOKS

¿Quién dijo que en invierno hay que vestir con colores oscuros? Pues yo soy de las que al mal tiempo… ¡mucho color! Jajaja. Y para muestra este look tan increíble donde el protagonista es este genial pantalón rosa. Es de Zara de este invierno, ideal tanto para estilismos de diario como con otros más de fiesta y que puedes ponértelo todo el año.

 

Cuando los vi me parecieron un poco “demasiado para mí”, con esa pernera tan ancha y el vuelo de abajo… pero fue ponérmelos y enamorarme de lo bien que sientan. A mí me resultan muy cómodos porque no ajustan nada, además tienen muchísima caída, lo que no da nada de volumen y, con el talle alto, hacen que parezca más alta de lo que soy. Eso sí, me gusta más cómo quedan con prendas superiores más bien cortitas, como este jersey amarillo tan guay y calentito de Bershka de este invierno.

 

Ya sabes que yo soy muy de colores vibrantes como el rojo -últimamente parece que sólo visto de este color, jajajaja- y, sobre todo, el amarillo. Y como en invierno no suele haber prendas de este color, cuando lo vi no lo dudé un momento y a casa que se vino conmigo. Es muy calentito y amoroso y tiene las mangas un poquito más anchas en la parte del puño, lo que le da un punto muy divertido.

Si te encantan estos pantalones o su color, y quieres ir algo más discreta, te propongo combinarlos con una prenda superior de color básico. Yo he optado por este jersey fino en gris claro que tengo de hace años, pero con beige, negro, blanco, tostado o incluso con azul claro también queda muy bonito y así el protagonista es el pantalón.

 

Eso sí, con pantalones que son de pata ancha, lo mejor es llevar la parte superior por dentro del pantalón, o al menos una parte, sobre todo si no eres muy alta como yo. Me gustan porque disimulan mucho los muslos anchos, aunque es mejor si tienes cintura estrecha. Yo soy muy fan de este tipo de pantalón y tiene pinta de que se van a ver mucho en las próximas temporadas, además ya ves que con un pequeño cambio de color puedes tener dos estilos diferentes. ¿Con cuál te quedas?

 

Otro cambio que he hecho también en el estilismo son los botines: he sustituido los oscuros tan chulos y que llevé AQUÍ, por estos nuevos en plata tan ideales y que me tienen enamorada. Son también de este invierno -seguro que ya me los has visto en redes- y son súper cómodos. Lo bueno de los pantalones es que son al tobillo, lo que hace que puedas llevar todo tipo de calzado, desde un taconazo a unas zapatillas, sin tener que preocuparte por la largura del bajo.   🙂

 

Espero que te haya gustado mi propuesta de hoy y te animes a probar prendas y combinaciones un poco más atrevidas para tu día a día, eso sí, sin perder nunca tu estilo.

Pasa una feliz semana y ¡no te pierdas el post de la semana que viene!, porque viene lleno de novedades 🙂 Besitosssss

BOTAS ALTAS Y PANTALÓN MIDI

Esta temporada las botas calcetín han sido la más vistas en todas partes, sobre todo las que llegan por encima de la rodilla. Y yo, como buena pecadora y amante de los zapatos, jajajaja, no he podido resistirme a esta moda y me he comprado éstas en granate taaaannn cómodas. Son de Zara y me las he puesto un montón con todas las faldas y pantalones midis que tengo en el armario. Si eres de las que adoran esta largura, para el invierno este tipo de bota es de lo más socorrido.

 

El color granate es de lo más fácil de combinar. Como ves, va genial con marrones, azul marino e incluso mezclado con otros rojos. Para mí es uno de los colores básicos que siempre hay que tener en el armario. Y bueno… mi otra nueva adquisición es este bolso de peluche tan cuqui y suave de Parfois que me tiene enamorada 🙂

Este look es el que elegí para visitar Valladolid en navidad. Hacía muchísimo tiempo que no íbamos y aprovechamos los días festivos para hacernos una escapadita a esta ciudad tan histórica, llena de rincones fantásticos y donde pudimos degustar unos platos y tapas exquisitos.

 

Eso sí, el día salió fresquito, a pesar del sol, así que me puse multicapas: jersey fino de rayas, chaqueta azul marino, chaqueta roja y abrigo rojo. Vamos, que cada vez que entraba en un sitio necesitaba un rato para vestirme, jajajajaja. Pero es que no puedo evitarlo, me encanta superponer prendas de diferentes larguras y tonos. Es una manera muy divertida de aportar color y texturas a un estilismo, ¿no te parece?

 

Esta chaqueta roja es de mis compras favoritas de esta temporada ya que es muy muy suave y calentita, además la largura es genial para combinarla con todo tipo de prendas. Y  tiene un color rojo fresa precioso. No puedo evitarlo… ¡adoro el rojo! Y es que con marrones me parece que queda de maravilla, y sino mira AQUÍ.

 

Yo soy muy fan de las chaquetas, sobre todo las largas, y ya ves que tan sólo cambiando el color puedes darle un aire diferente a un outfit. Si eres más atrevida en rojo o para ir más discreta con azul marino. ¿Con cuál te quedas tú?

El jersey de rayas fino ya me lo has visto AQUÍ combinado con granate y rosa. Para ese día lo que hice fue usar los otros colores que tiene: marrón del pantalón y azul de la chaqueta, además del granate de las botas. Es una manera muy fácil de saber cómo conjuntar prendas con estampado: coge uno o dos de los colores que tiene para llevarlos en el resto de las prendas, así nunca fallas.

Este tipo de jerséis cortitos o crop me gustan mucho, pero la verdad es que me los pongo poco en invierno ya que me dan un poco de frío si me entra aire por la cintura, jajajaja, será la edad… jajajaja. Lo que hago es combinarlos siempre con prendas de talle alto, como esta falda pantalón que me la has visto con distintos estilos AQUÍ y AQUÍ.

Y sin parar fuimos por toda la ciudad con mi maravilloso look, hasta llegar al Museo Nacional de Escultura, ubicado en el antiguo Colegio de San Gregorio, y que alberga una colección espectacular de esculturas, retablos, coros y techos dignos de ver. Además el edificio también vale la pena visitarlo, así como la integración que han hecho. Una maravilla. Salimos encantadísimos.

 

Espero que te haya gustado mi estilismo para un día de turismo, aunque puedes llevarlo tanto para ir a trabajar como para salir a cenar o de compritas. Anímate con las botas altas, son muy cómodas y prácticas para cualquier outfit. Pasa una fantástica semana y nos vemos en redes sociales y en el próximo post. Besitosssss