CHANEL EN NUEVA YORK

Lejos quedaron las vacaciones en Nueva York, de las que sólo te adelanté mi primer día y que viste AQUÍ , hoy vuelvo a retomarla con mi segundo día en esta deslumbrante ciudad, paseando por una parte de la 5º Avenida con un look muy lady-sport.

El día salió soleado y muy agradable, a pesar de ser abril, así que aprovechamos para estar en la calle, por lo que me puse bien cómoda con mis zapatillas Gioseppo -que me tienen enamoradas- y un toque más lady con un conjunto en tonos pastel, donde el protagonista es este short de tela chanel de Zara. Y, como estaba muy despejado, aprovechamos para visitar uno de los miradores que hay en la ciudad.

 

Si tienes planeado subir de día a uno de los que hay, es muy importante que no haya bruma o niebla, para poder ver toda la extensión de la ciudad. Además los precios no es que sean muy económicos. Compra las entradas por la web si puedes ya que suele haber largas colas para subir y moverte, por lo que vas a estar unas cuantas horas ahí.

Nosotros elegimos el Top of the Rock, el mirador del Rockefeller Center, ya que es desde donde se ve mejor Central Park, además del Empire State Building. Eso sí, paciencia para hacerte una foto en la que no salgan cientos de personas a tu alrededor porque es casi imposible 🙂

Las vistas son espectaculares, así que mi amor se lo pasó de lo lindo fotografiando la ciudad y casi se olvida de sacarme fotos a mí, jajajaja. El resultado es espectacular, ¿no te parece?

La verdad es que nos pasamos casi un par de horas recorriendo el mirador y sus múltiples plantas. También hay zonas para estar, tomar algo, disfrutar de las vistas y descansar antes de emprender el regreso a “tierra firme”. Eso sí, hasta que no subes no te das cuenta de la cantidad de rascacielos que hay, y de los que están construyendo… es una pasada.

 

Hay una zona acristalada que para el viento -persistente a estas alturas- y en la que se está la mar de bien si hace solecito, como ese día. Así que acabé quitándome el jersey rosa para lucir estos pantalones cortos tan ideales y cómodos -ya que son un poco elásticos- con una mezcla de colores que van genial con esta camisa de Vila de hace unos años.

Este tipo de conjunto es ideal para esos días en los que sabes cuándo sales de casa, pero no cuándo vas a llegar ya que, como hoy, con zapatillas vas genial pero, con un zapato de tacón o más vestido, le das un aire más arreglado si tienes una reunión o has quedado para tomar algo. Es todo un look 24 horas.

 

Cuando salimos vimos desmontar la famosa pista de hielo del Rockefeller con su gran estatua dorada y, justo al lado, hay unos jardines que estaban decorados para Pascua con miles de plantas y flores, como este conejo. La verdad es que son unos artistas los americanos decorando los jardines… aunque a veces también un poco cursis, jejejeje.

 

Desde el mirador nos fuimos hasta la Catedral de Saint Patrick, que está justo enfrente y vale la pena visitar -la entrada es gratuita-. Como todo lo que hacen, es enorme. Además, al estar rodeada de rascacielos, el contraste es muy curioso.

 

Y, como no puede ser de otra manera, fuimos de tienditas, aunque sólo a ver, porque en esta zona hay cada tienda… eso sí, no puedes dejar de visitar  por dentro la de Tiffany´s, apenas ha cambiado desde la película de Desayuno con diamantes. Otra que no puedes dejar de ver es Victoria´s Secret, donde tienen expuestos los trajes que llevan sus famosos Ángeles en el desfile y es de lo más glamurosa. De aquí sí que puedes llevarte un recuerdo sin dejarte el sueldo, jajajaja.

 

En esta ciudad, una de las cadenas de moda que me gustó mucho fue la de Uniqlo -aunque no es americana está por todas partes y ahora también en Barcelona- donde me compré un genial vestido que ya te enseñaré.  🙂

De ahí nos fuimos a ver la biblioteca pública de Nueva York. Si te parece imponente por fuera, cuando entres vas a alucinar. La decoración, el mobiliario, sus dimensiones…. vamos, que te sientes en otra época.

 

Como se estaba a las mil maravillas en la calle, nos fuimos a buscar algo para poder almorzar en el parque de la biblioteca, lleno de sillas y mesas donde la gente disfruta de una rápida comida. ¿Y a dónde? Muy cerca de ahí está Central Station -que por cierto es igual que en las películas- donde hay un mercado chulísimo con una gran variedad de comida para llevar.

 

Menos mal que llevé ese día zapatillas, porque la 5º Avenida es muy muy larga y, si quieres ver todo acabas recorriéndola varias veces, como fue en nuestro caso, jajajaja.

Me gusta mucho mezclar varios estilos y darles un punto más sport a los looks con zapatillas, como este día, o usar sudaderas con tacones, como AQUÍ, o vestidos informales con blazer, como AQUÍ. ¿Te animas con esta tendencia?

 

Por la tarde, algo más descansados, nos fuimos hacia el Sur, pasando por Union Square, hasta ver el emblemático y original edificio Flatiron. Llamado así porque es de planta triangular y parece una plancha 🙂

Todo el barrio es ideal y hay rincones preciosos donde pararte a leer o tomar un café e infinidad de tiendas monísimas de decoración donde acabamos picando.

 

Y así finaliza nuestro segundo día en la Gran Manzana, con un look 24 horas en tonos pastel con unas cómodas zapatillas. Espero que te haya gustado el post de hoy, algo más turístico, pero con unas fotos geniales hechas por mi amor y fotógrafo. Lo puedes seguir a través de  su Instagram @orobres y ya verás qué maravilla.

Miles de besitos y  nos vemos en el próximo post.

Anuncios

LOOK MILITAR EN EL CASTILLO DE CARCASONA

Con este tiempo loco, que más parece de primavera, vamos vestidos como cebollitas, jajajaja. Como nos ocurrió el día que visitamos Carcasona, en el sur de Francia. Una ciudadela medieval amurallada, Patrimonio de la Humanidad, que es como un castillo de cuento de hadas. Disfrutamos de lo lindo por las murallas y con las fotos.

Al hacer fresco por la mañana, me puse bien abrigadita con mi nueva chaqueta de la marca The Extreme Collection, que me compré en Pan Blanco y este maravilloso jersey de rayas de French, de Tres Sombreros. Dos prendas imprescindibles para el entretiempo y que dan un toque diferente al look.

 

Las superposiciones están de moda. Mezcla diferentes prendas y larguras en un mismo conjunto y ya verás el resultado. Sobre todo me encanta llevar un jersey corto y dejar asomar la camisa larga por debajo, queda genial para el día a día.

 

El aire militar de la chaqueta, con los botones dorados y estos ribetes tan chulos, es una de las tendencias de esta temporada, así que no dudes en tener una de estas prendas en tu armario, tanto en azul, verde o incluso en rojo. Ésta tiene algo de elástico, lo que resulta muy cómoda. Además, al tener una largura media, va muy bien con unos pantalones pitillo, y también con faldas o vestidos cortos. ¿Ya tienes la tuya?

 

Carcasona nos encantó: sus calles empedradas, las almenas y torreones, la iglesia con sus vidrieras góticas y esa infinidad de casitas –transformadas en tiendas y restaurantes- que hay por todas partes haciendo de las calles un laberinto. Te recomiendo que vayas temprano, para poder visitarla con poca gente, ya que es muy muy turística. Y, si puedes, aprovecha para quedarte a comer en uno de sus restaurantes al aire libre.

 

A media mañana, la chaqueta sobraba, así que me quedé con este estiloso jersey de rayas que combina de maravilla con cualquier color, además de sentar muy bien porque tiene una largura media y un punto fino. El llevar las rayas de diferentes colores, claros arriba y oscuros en la cintura, hace que visualmente parezca que la cintura es más fina y más amplia la zona del pecho, un plus si tienes poco.

 

Me gusta el contraste que hace con la camisa y el pantalón turquesa -que también me lo has visto combinado con mostaza AQUÍ– , creo que le da un aire primaveral y lo resalta mucho. Además, el toque de los zapatos rojos, que ya pudiste verme AQUÍ, también hace más luminoso el look, ¿no te parece?

Y, como no podemos parar quietos, una vez visitada la ciudadela, nos fuimos hacia la costa, a Sete, una curiosa localidad rodeada de agua y con canales que la cruzan, dándole un aire veneciano muy original. Aprovechamos para pasear al sol y tomarnos un cafecito, sin jersey ya y pasear por los canales.

Es muy pequeñita, por lo que se ve en un momento, así que tenla en cuanta si vas de camino a Montpellier. Ciudad que te recomiendo que visites. Nosotros lo hicimos por la tarde y es espectacular y muy fácil de recorrer. No tengo fotos de esa ciudad, porque era tarde y había poca luz, una verdadera pena 😦

Espero que te haya gustado mi look de hoy, más sencillo, pero con un toque de color y superposiciones, que tanto vamos a ver esta temporada. Y te animo a visitar esta zona de Francia con estos parajes tan ideales. Miles de besitos, pasa una fantástica semana y te espero en el próximo post.

TOULOUSE EN ROSA Y NEGRO

Como no puede ser de otra manera, aprovechamos la semana de fiestas en Logroño (San Mateo) para viajar, esta vez tocó conocer el sur de Francia. Nos fuimos en coche hasta Marsella, pasando por varias localidades maravillosas, una de ellas Toulouse.

La protagonista de este look es esta maravillosa falda de tela de tapicería estampada de la marca Frnch, que me compré este verano en Tres Sombreros. Y como hacía bastante fresquito este día, me puse abrigadita con unos pantis, manga larga y chaqueta, además de mi inseparable fular. No hay nada peor que ponerse mala de la garganta en vacaciones, jejejeje.

 

Este tipo de faldas son de las que no guardas en todo el año porque, por sus colores, puedes usarlas en verano, con unos tirantes y sandalias. En cambio, en invierno, con tonos más oscuros, al ser de un tejido tan grueso, quedan ideales y le dan un toque de color a cualquier estilismo. Pasa lo mismo con las faldas finas de colores oscuros, como pudiste verme AQUÍ.

 

Cuando voy de viaje y el tiempo es tan variable, me llevo siempre un jersey fino liso oscuro, una chaqueta calentita neutra -en este caso ésta blanca-, una camiseta de manga corta blanca y una camisa blanca básica, además de un fular rosa, beige o negro, según me dé. Son los “por si acaso” que nunca fallan. Te sorprenderá la de veces que he echado mano de estas prendas en mis viajes, como me ocurrió este día 🙂

Y no pueden faltar unos zapatos muy muy cómodos para recorrer una ciudad tan bonita como Toulouse. Éstos me los compré este verano en Trece Marmotas y me encantan. Son muy ponibles y las lengüetas se llevan un montón esta temporada. Además combinan de maravilla con los colores de la falda, ¿no te parece?

 

Toulouse nos encantó: sus calles empedradas, la cantidad de gente joven que hay por la calle, el paseo junto al río Garonne, con el puente Nuevo, y un montón de jardines con mucho aire francés. Además, hay uno de estilo japonés de lo más original.

 

Si vas a esta ciudad te recomiendo pasear tranquilamente, ver los palacios y entrar en su infinidad de iglesias. Cada una es única. Sobre todo me encantó el convento de los Jacobinos, por sus vidrieras y la disposición curiosa que tiene, y la Basílica de Saint Sernin, tan regia y sobria. Y bueno, no te puedes ir sin ver el Capitolio, con sus vistas de la plaza y sus salas decoradas con inmensas pinturas.

 

 

Para comer y cenar, te recomiendo la zona próxima a la Place du Capitole, hay un ambiente joven genial. Eso sí, para vestir me di cuenta de que el color oficial de esta ciudad es el negro, y van con calzado muy cómodo, sobre todo con zapatillas. ¿Será por el adoquinado de sus calles? Jejejejeje.

 

Espero que te haya gustado mi escapada de hoy con este look 24 horas tan práctico tanto para trabajar como para salir a tomar algo o hacer turismo. Pasa una fantástica semana, muchísimas gracias por tus comentarios y nos vemos en el próximo post. Muacs.