GRIS Y CEREZA PARA TODOS LOS DÍAS

¿Qué tal ha ido tu semana después de las fiestas navideñas? La verdad es que cuesta volver a la rutina, sobre todo si has estado sin parar, como he hecho yo… aprovechamos cualquier festivo para movernos, jajajaja. Y una de las escapadas que hicimos el mes pasado fue a las Salinas de Añana, muy cerca de Vitoria. Muy muy recomendable, sobre todo si tienes niños.

La pena es que en la visita nos hizo muchísima niebla y frío -no superamos los -1ºC- pero no hay problema, nada mejor que guantes, bufanda y un buen abrigo calentito, como éste en rojo cereza que ya me has visto varias veces AQUÍ, AQUÍ y AQUÍ, para afrontar las bajas temperaturas 🙂

  

Durante la visita, de más de 1 hora, te explican a las mil maravillas cómo se construyeron estas antiquísimas salinas, los diferentes tipos de terrazas que hay según la época, de dónde sale el agua salina y cómo la distribuyen… y todo recorriendo una de las zonas rehabilitadas que hay donde, en la época de primavera-verano, se explota para la comercialización de sal.

 

El lugar es precioso, volveremos cuando haga menos frío, jajaja. Menos mal que me puse mis botas de charol Dr. Martens -que me has visto AQUÍ– ya que son ideales para andar sobre estas superficies sin resbalones. Me encanta el toque que le dan a cualquier look y siempre estarán de moda así que, si te gustan, atrévete y aprovecha las rebajas para hacerte con unas, que seguro que les sacas mucho partido.

 

A mí me gusta ponérmelas con calcetines divertidos, como éstos de puntos, que contrastan con los cuadros Príncipe de Gales del pantalón (uno de los estampados de moda de esta temporada, como bien sabes, y que me encantan como has podido ver AQUÍ y AQUÍ, así como en redes sociales).

Este tipo de corte de pantalón -ancho arriba y ajustado abajo, con o sin goma en la cintura- es muy práctico para el día a día, tanto con botas como con zapatillas, pero también para salir, ya que con unos zapatos de tacón o botines queda genial. Ya ves que también jugando con el tipo de prenda superior le puedes dar un aire nuevo; incluso con el jersey dentro o fuera del pantalón cambias el estilo del outfit, ¿no te parece?

 

Otra de las prendas que se han visto mucho esta temporada son los jerséis con perlitas, como éste de Zara, tan mono y que me he puesto un montón porque es como de forrito polar y da un calorcito… Y el color es una maravilla, además de favorecedor. No tengas miedo a incorporar prendas de color en invierno, porque pueden alegrar cualquier estilismo, por muy aburrido que sea.

  

Aprovechamos el día para hacer una visita a los pueblos de alrededor a pesar del frío. Tanto el peludo como nosotros disfrutamos mucho de la nieve y del sol que salía de vez en cuando.

Espero que te haya gustado el look elegido para esta visita a las salinas y el pueblo de Añana. Pasa una fantástica semana y nos vemos en el siguiente post. Un besazo enorme.

SIEMPRE CÓMODA Y DE TENDENCIA

El pasado fin de semana tuvimos que ir a Madrid, por temas de trabajo, y aprovechamos unas horitas del domingo para hacer turismo y visitar el Museo Arqueológico Nacional (MAN). Lo teníamos pendiente desde hace unos años y de verdad que vale la pena ir, incluso con niños.

Para este día me llevé mis últimas adquisiciones de Zara: un jersey bien calentito en blanco y otros pantalones en estampado príncipe de gales. No puedo evitarlo, me encantan los cuadros, jajaja, aunque también hay que decirlo, poco más encuentras en las tiendas ahora mismo, a un precio módico, al menos en las de Logroño.

Como llevábamos la cámara, el agua, la bufanda de porsia y mil historias más, me llevé mi práctica mochila de Parfois, y que me la has visto en mi escapada a París AQUÍ y AQUÍ. Ya sabes que las mochilas-bolso están muy de moda esta temporada, así que no puede faltar una en tu armario. Ésta es muy práctica porque no pesa nada y cabe un montón de cosas, además de tener un color precioso que combina de maravilla con todo el conjunto, ¿no crees?

 

Y, como no puede ser de otra manera, un zapato cómodo para caminar todo el día, pero sin perder el toque arreglado gracias a su estilo oxford y la piel acharolada en granate. Estos zapatos me los has visto AQUÍ con un outfit con falda midi y son ideales para dar un toque divertido a cualquier look, gracias a su cuña de madera y el toque de la goma blanca. Además, consigues ganar unos centímetros, que siempre vienen bien 🙂

 

Como la mañana no era muy fría me puse dos jerséis: uno básico negro fino -imprescindible en cualquier armario y que me has visto AQUÍ– y otro en blanco con puños, que parece más una sudadera que un jersey, y que suaviza el look tan formal. Además, el toque del lacito me parece muy divertido.

 

Me gustan mucho los jerséis que tienen alguna asimetría, me parece que le dan un toque diferente al estilismo, además de ayudar a tapar ciertos volúmenes no deseados, jajaja.

 

Esos pantalones son algo elásticos, lo que los hace muy muy cómodos, sobre todo si tienes que estar muchas horas sentada. Este tipo son ideales para un outfit de trabajo gracias al estampado clásico, así como al corte algo recto y las costuras frontales, a modo de raya, además del doblez en la parte inferior. Lo bueno de esta prenda es que puedes darle un aire más sport con un jersey o sudadera, como el que he elegido hoy, o uno más arreglado con una blusa o camisa y zapatos de tacón.

Y, paseando paseando, llegamos al MAN 🙂

Espero que te hayan gustado mi nuevas adquisiciones y este conjunto ideal para el día a día, con prendas muy versátiles y fáciles de encontrar. Pasa una fantástica semana y nos vemos en el próximo post.

Miles de besitos y muchísimas gracias por tus comentarios. Muas.

CON EL ESTAMPADO DE MODA EN NIMES

Seguimos por Francia y esta vez ha tocado visitar la ciudad de Nimes, toda una maravilla con su fantástico anfiteatro romano y su casco histórico repleto de rincones encantadores.

Ese mismo día, hicimos una parada previa en un pueblecito costero muy original llamado Aigues-Mortes. Llama la atención su trazado cuadradangular, flanqueado por una muralla y agua, vamos, toda una fortaleza. Es muy pequeño, por lo que se ve muy rápido, pero vale la pena ir, además hay unas salinas preciosas en los alrededores.

 

Como la mañana amaneció fresquita, me puse esta chaqueta amarilla, que ya me has podido ver otras veces AQUÍ y AQUÍ, muy práctica para estos días de entretiempo. Me parece que el amarillo le da un toque divertido al estampado de esta temporada: el Príncipe de Gales. Se lleva muchísimo para este otoño-invierno, y yo, como no puede ser de otra manera, me he sumado a esta tendencia con estos pantalones para hacer turismo.

 

Lo más conocido de Nimes es su anfiteatro, el Arena de Nimes, en el cual aún se celebran espectáculos de toda índole. Te recomiendo que hagas la visita con audioguía, así entenderás a las mil maravillas cómo era en la antigüedad clásica. Además hay unas vistas espectaculares de la ciudad. Eso sí, no vayas cuando aprieta el sol, porque hay pocas sombras y cuesta subir los elevados escalones, jejejejeje.

 

Menos mal que me llevé mis nuevas zapatillas doradas de la marca Superga. Creo que le dan un punto divertido a cualquier look, además de ser muy cómodas. Yo repito con esta marca año tras año. No pueden faltar en tu armario unas zapatillas en este color o en plateado para tus estilismos más informales. Me gusta cómo quedan con vestidos lenceros, pantalones de pinzas, cropped, palazzo o con éstos con el estampado tan formal. ¿Te animas a mezclar?

 

Por cierto, ¿sabes que la palabra denim viene de aquí? En esta ciudad se hacía tela de algodón muy resistente y barata, que se teñía de azul, y se usaba para hacer ropa, velas, tiendas de campaña o toldos y a la que se denominaba tela de Nîmes. De su pronunciación en francés deNim, pasó a lo que conocemos como tela denim. Si lo llego a saber antes hago honor a su nacimiento y me pongo unos vaqueros 🙂

 

Aparte del anfiteatro, Nimes tiene mucho patrimonio, como la Maison Carrée, un templo romano que me encantó, así como todo el centro histórico, con la catedral, las casas ilustres, parte de la muralla y plazas ideales. Aprovecha la visita para ir de compras y comer en uno de sus encantadores restaurantes al aire libre. Yo me pedí una ensalada de salmón que menos lechuga llevaba de todo, jajajajaja.

 

Ya sabes que siempre busco comodidad en mis estilismos, por eso, para viajes o días en los que voy a pasar horas sentada o andando me gustan los pantalones de estilo jogger, como éstos de Bershka del año pasado. Sientan muy bien si tienes algo de caderas y no quieres marcar culete 🙂

 

Otra de mis prendas estrella son los jerséis finitos, como éste amarillo. Tanto por encima de camisas, como me has visto AQUÍ, como solos, me resultan muy prácticos cuando quiero darle un toque sport, sin perder la elegancia. Si optas por uno liso, busca que tenga algún detalle original, como botones o apliques.

 

Espero que te haya gustado mi visita a estas dos localidades del sur de Francia tan ideales con este look tan cómodo. Y toma nota: mezcla prendas con estampados más clásicos con otras más coloristas y unas zapatillas y tendrás un conjunto para cualquier ocasión. Pasa una feliz semana y nos vemos en el próximo post. Besitos amores.