UN VESTIDO TRANSFORMADO EN CAMISA

Este último puente lo pasamos por el norte de España y uno de los días estuvimos en Santander disfrutando de esta maravillosa ciudad y del espectacular Centro Botín. Y para un edificio tan moderno hace falta un look a la altura, pero sin perder la comodidad 🙂

 

Lo teníamos pendiente de visitar desde hace meses y la verdad es que no decepciona, eso sí, las entradas mejor cogerlas con antelación, sobre todo si la quieres guiada. El edificio es impresionante tanto por dentro como por fuera y está muy acorde con las exposiciones que hay. Te lo recomiendo, sobre todo si te gustan el arte y la arquitectura.

 

Y, como no puede ser de otra manera, elegí un estilismo con toques muy divertidos, pero a la vez la mar de ponible, con una mezcla que vas a ver mucho esta temporada: el negro y azul, junto con el rojo, otro de los colores estrella de este otoño-invierno. Aunque he de decir que son prendas de otros años, seguro que tú tienes ya las tuyas.

 

La falda es de Kling, una de las marcas españolas que más me gusta desde hace años. Lo que diseñan se caracteriza por tener un colorido y unos estampados muy divertidos y hacen prendas de muy buena calidad a un precio muy asequible. Siempre que voy a Madrid me acerco a su tienda de Fuencarral y encuentro monadas como esta falda, de corte sencillo pero que sientan muy bien porque no ajusta. Un básico que no puede faltar en tu armario. Además ¡tiene bolsillos! jajajajaja

Otra prenda que siempre tengo en mi armario es una chaqueta larga negra, indispensable para combatir el frío, y que me parece muy práctica porque también puedes usarla a modo de abrigo en entretiempo. Tengo en mostaza, como me has visto AQUÍ y AQUÍ y en azul marino que llevé AQUÍ y AQUÍ.

 

Como me gusta mucho hacer mezclas originales y hay que sacarle partido al armario, nada mejor que transformar un vestido en una camisa. Seguro que tienes un montón de blusones, camisas largas o vestidos camiseros con los que hacer conjuntos así de chulos. Además de ser una forma muy práctica de combinar esas minis tan cortas que no te atreves a llevarlas a la oficina. Sobre todo me gusta que se vea parte del blusón por debajo de la falda. Este vestido me lo has visto AQUÍ con botas altas.

 

Para que el outfit no sea tan serio me puse estos botines negros, de Camper, que parecen botas de monte y le dan un punto diferente el tacón de madera. Además de bonitas, son muy cómodas porque tienen suela de goma gordita, lo que ayuda a amortiguar la pisada y te aíslan del frío.

 

Espero que te haya gustado este estilismo tan cómodo para tu día a día, sobre todo si se va a alargar la jornada. Optimiza tu armario mezclando prendas, para conseguir looks como éste, y arriésgate conjuntando colores como el negro y el azul.

Pasa unos fantásticos días de Navidad, Feliz Año Nuevo y nos vemos a la vuelta de las vacaciones con mucha más moda y trucos. ¡FELICES FIESTAS!

Anuncios

CHALECO LARGO SUPER TRENDY

El pasado sábado provechamos que parecía que llovía menos para irnos a pasar el día a Santander. Sobre todo lo que hicimos fue pasear, ya que vamos con el perro y no nos dejan entrar en casi ningún sitio 😦  Eso sí, también aproveché para ver un montón de tienditas super chulas y alguna cosita me llevé a casa de recuerdo.

Para un día de tiempo de norte, ahora sol ahora lluvia, elegí este look tan cómodo, con mi prenda estrella: EL CHALECO LARGO.

santander-20b

Como con casi todo lo que tengo, me enamoré nada más verlo. Es de Zara y tiene ese corte de gabardina militar que es muy versátil y divertido. Te lo puedes poner tanto con una camisa o camiseta, como encima de una chaqueta de cuero o vaquera.

Siempre he sido una apasionada de los chalecos, ya sean cortos o largos, y esta temporada he encontrado un montón de variedades muy chulas.

santander-18 santander-7

Para ese día de visita, y para darle más protagonismo al chaleco, preferí ir en tonos beige. Además este tipo de chalecos quedan mejor con pantalones o faldas entalladas, por lo que elegí estos beige de Zara.

La blusa que llevo de seda me gusta muchísimo porque tiene varios tonos (beige, rosa y tostado) y combina con casi todo mi armario y creo que queda muy bien el toque de las mangas de otro color. De calzado elegí unos botines peep toes en el mismo tono muy muy cómodos, a pesar de su tacón, con los que me he hecho kilometradas. Es muy importante la elección de un buen calzado porque pueden arruinarte tanto un estilismo como un día entero.

santander-9  santander-11

No me digas que no es genial el movimiento que tiene al caminar.

santander-2

Y como complementos no me pueden faltar mis gafas de MiuMiu y el reloj de Daniel Wellington, regalito de mi amor.

santander-16 santander-0

santander-12 santander-13

Con los chalecos, como con las chaquetas, hay que tener mucho ojo en la elección de la largura, el talle y el ancho de espalda. Si no eres muy alta, elige uno corto, o con flecos, que están muy de moda este verano. Lo bueno de esta prenda es que puedes usarla todo el año. Si hace fresquito póntelo sobre una chaqueta (perfecto, vaquera, de punto, etc.), sobre un jersey o bajo un abrigo más largo. Si no hace tanto frío, llévalo sobre camisetas, camisas o blusas. Eso sí, ojo con las proporciones de lo que llevas debajo, porque un pantalón demasiado ancho con un chaleco muy fluido, como el que llevo, puede hacerte parecer más ancha de lo que eres y no siempre puede quedar bien.

Anímate a comprarte uno que seguro que lo usas más de lo que te piensas.

Te dejo una selección para que elijas el que más te gusta. Haz click sobre la foto para saber de dónde es.

2 3

3  2

hmprod 1