EL VESTIDO DE BODA CON MÁS TENDENCIA

El pasado sábado se casó una de las parejas más amorosas del mundo: Sara y Héctor. Tal como ellos son fue el evento, lleno de cariño, detalles fabulosos y mucha fiesta. Se celebró en Duruelo, Soria, e hizo el calor que corresponde… ¡mucho! jajajaja.  La ceremonia fue muy emotiva, donde intervinieron los padres, las amigas… y donde muchos acabamos soltando la lagrimita 🙂

Los novios pensaron en todo y, para combatir el calor, hicieron unos pai pai chulísimos, con citas de El Principito -era la temática de la boda-, y unos rincones con sombra preciosos, y preciados, la mar de agradables para disfrutar del picoteo.

Y para una boda especial, un vestido especial como éste de Elisabetta Franchi con tres de las tendencias de esta temporada: VOLANTES, CUADROS VICHÍ y DRAPEADOS.

No me digas que no es fabuloso. Me pudiste ver otro de la misma casa AQUÍ.

Lo mío con los cuadros este año es una obsesión, jajajaja. Cuando me da por un tipo de prenda, color o estampado, lleno el armario sin darme cuenta. Me has podido ver en redes algunas adquisiciones nuevas y AQUÍ. Con este vestido ha sido ponérmelo y saber que es el ideal para mí, ya que conjuga comodidad, elegancia, originalidad y un punto sexi que me encanta. Además, lo acompañé con mis peep toes negros, que me viste AQUÍ, que le dan el punto lady.

Y, para completar el look, nada mejor que un divertido clutch como éste de Parfois, al que le he añadido un llavero en forma de perrito para poder llevarlo más cómodo. Lo bueno es que es fondo de armario, al tener esta gama de colores tan ponibles.

Por todas partes podías encontrar detalles originales como estas letras de sus nombres, flores, decoraciones monísimas y hasta hubo música en directo para acompañar a los novios desde el enlace hasta la comida. Todo un lujo.

Los volantes, como ya has podido ver en las tiendas y AQUÍ y AQUÍ, son un imprescindible en tu armario esta temporada. Además, se pueden incorporar a vestidos de fiesta como éste. Así puestos son ideales si tienes pocos hombros y pecho y quieres aportar volumen. Y bueno, el drapeado en la parte de atrás y los laterales fue un plus del vestido, ya que aporta comodidad, sin perder el efecto ajustado de este tipo de prendas.

 

Y más detalles por todas partes: un espacio donde poner tu huella para saludar a los novios, notas en cada uno de los platos dando las gracias, paquetitos de pañuelos de papel con mensaje en las mesas (para los momentos emotivos), una zona de “primeros auxilios” en la entrada del baño (quitamanchas, pañuelos, chicles, laca, tiritas, aguja e hilo)… todo genial y muy pensado.

 

Todo el mundo iba guapísimo, y muy elegante, tanto las chicas como los chicos, eso sí, se ve el grado de formalidad de cada grupo… jajajaja

Después de una copiosa comida, nos fuimos a bailar hasta altas horas de la madrugada, completando así un día genial con los amigos y unos novios que se desvivieron porque todo fuera perfecto. Les deseo felicidad infinita y que no cambien nunca.

Espero que te haya gustado mi look de boda y nos vemos en el próximo post. Muchísimos besos.

Anuncios

POR QUÉ LO LLAMAN VELVET CUANDO QUIEREN DECIR TERCIOPELO

Cada vez más me doy cuenta del abuso que hacemos de anglicismos en nuestro día a día, teniendo palabras en español para denominar lo mismo. Uno de los que más me ha rechinado últimamente es la palabra velvet para llamar el ‘terciopelo’. Parece que si llevamos una prenda de velvet va a ser más glamurosa que si es de terciopelo…. Que sepas que es igual de tendencia lo llames como lo llames, jejejeje.

Y después de esta reivindicación al uso de nuestra lengua maravillosa e internacional, el español, te voy a hablar de mi última adquisición: estos PANTALONES DE TERCIOPELO en rosa tan de tendencia.

 

Me los compré el otro día en Bershka y son increíblemente cómodos porque tienen una cintura elástica, una caída fabulosa y, algo imprescindible para mí, ¡bolsillos! jajajaja.

 

Como ya te comenté en mi post de lo que se va a llevar este otoño (ver AQUÍ), el terciopelo y el estilo deportivo son dos tendencias que vamos a ver mucho en todas las tiendas. Sobre todo, estoy encantada con que incorporen este material a nuestro armario y seguro que pico con más prendas. Hay maravillas por todas partes, mira: ÉSTE, ÉSTE y ÉSTE.

Hoy he querido hacer un estilismo un punto más arreglado, con los zapatos y la chaqueta en negro, y con tonos tostados en la blusa, como para salir a cenar o a tomar algo por la noche. Otra opción es con unos zapatos en beige y una chaqueta de punto, y vas genial para ir a trabajar.

 

Tanto unos zapatos de salón en negro como la chaqueta en negra, de piel o polipiel, son unos básicos que no pueden faltar en tu armario. Ya me los has podido ver en más ocasiones (ver AQUÍ y AQUÍ) y siempre me sacan de un apuro.

  

La blusa la tengo de hace mil años y es de An´ge. La uso muchísimo porque tiene un punto entre deportivo y arreglado que me encanta. El toque de las mangas en dos colores y el toque de brillo hacen que combine muy bien con todo. Me la has podido ver en otro post con un chaleco largo (ver AQUÍ). Tanto por fuera del pantalón, como por dentro, queda muy bien, dándole otro aire más informal.

 

Y como soy propensa a los dolores de garganta con el frío, siempre voy acompañada de un fular como éste de Parfois, que me tiene loca de contenta porque combina de maravilla con todo. ¡No me digas que no es precioso! Además me es muy útil cuando voy de viaje, porque así no tengo que llevar uno para cada conjunto. 🙂

 

Este tipo de pantalones con aire a chándal, para mi gusto, son totalmente incompatibles con zapatillas deportivas, salvo que quieras hacer un estilismo sport en toda regla o lleves una parte de arriba muchísimo más arreglada. Ya sabes cómo me gustan los contrastes. Además, si no eres muy alta como yo, al ser de pata ancha, te hace más bajita, así que hay que llevar tacón sí o sí.

 

Otra de mis debilidades son las gafas, ya sean de sol o de ver. Siempre busco que sean originales y, si son fabricadas en España, mejor que mejor. Estas de sol, de Wolfnoir, me las compré hace tiempo y me enamoró su diseño bicolor que sienta muy bien. No te pierdas sus diferentes modelos, a muy buen precio.

 

Gracias por estar ahí todas las semanas y espero que te haya gustado mi estilismo de hoy. Un besazo muy grande y nos vemos el domingo que viene.

 pantalon_terciopelo_web-7

VESTIDO CON PARCHES

Seguro que te acuerdas de cuando llevabas parches en la ropa para tapar esos enganchones que te hacías jugando y tenía que aguantar hasta final de curso, o hasta que se quedaba pequeña. 😉  Si no te ha tocado, no sabes lo divertido que era elegir el parche adecuado para ese desgarrón… nuestras madres hacían que ese chandal aburrido fuese de lo más chulo, además de único. Qué artistas que son las madres. 🙂

vestido_parches (12)

Ahora los parches están de moda, pero esta vez para decorar camisetas, zapatillas, chaquetas, camisas, mochilas y vestidos, como este rosa tan chulo que tengo del año pasado y que me he puesto un montón, sobre todo en verano, con sandalias y esparteñas.

vestido_parches (4) vestido_parches (9)

Ya sabes que yo soy muy de llevar ropa flojita y este tipo de vestidos rectos son geniales y comodísimos para el día a día. Siempre busco que sean ligeramente más anchos en la parte de abajo, para marcar cintura, pero sin entallar. Si tienes un poco de tripita pero buenas piernas, ya sabes, a llenar tu armario de estos vestidos. Tienes similares AQUÍ, AQUÍ y AQUÍ.

vestido_parches (1)

Aprovechamos nuestro segundo día en Cartagena para callejear un poco más y disfrutar de las vistas que hay de la ciudad cuando vas a los parques y restos históricos que están más elevados, además del maravilloso mar que tanto me gusta.

vestido_parches (6) vestido_parches (7)

La chaqueta ya me la has podido ver más veces, combinada con pantalón (CLICK AQUÍ) o con falda (CLICK AQUÍ). Es tan versátil y cómoda que la uso muchísimo en esta época del año. Es tipo bomber, que tanto se lleva esta temporada, y le da ese punto roquerillo a los estilismos que me apasiona.

vestido_parches (13)

Lo bueno de que se lleven los parches es que puedes comprarte prendas con ellos puestos o hacerte tu propio diseño con los que venden en las mercerías, e incluso las puedes ver en tiendas de ropa (AQUÍ, AQUÍ y AQUÍ). Yo ya le he echado el ojo a unos cuantos y pienso hacer un DIY (do it yourself: hazlo tú mismo) con prendas sosas que tengo de otras temporadas, ya te enseñaré el resultado, si me queda bien claro, jajajaja.

vestido_parches (10) vestido_parches (11)

El collar me lo puse porque, como estoy muy blanca y el vestido es tan clarito, necesitaba un contraste en el cuello, así que me decidí por uno oscuro, como la chaqueta. Si alguna vez te pasa con alguna prenda, puedes añadirle también un pañuelo pequeño anudado en un lado, o un fular un poco más grande. Busca que sea de un color que te favorezca, para resaltar la cara sin tener que darte kilos de maquillaje y de paso completar el conjunto. 😉

vestido_parches (8)

Los zapatos, como siempre, cómodos para un día largo de turismo, pero que también le aporten ese “toque” al vestido. Como ya me has podido ver más veces, me encantan este tipo de zapatos masculinos con suela gruesa, que te enamoran o los odias, no hay término medio, jajajaja.

vestido_parches (14) vestido_parches (15)

Espero que te haya gustado este look tan divertido y cómodo para cualquier día de primavera que sabes a la hora que sales de casa pero no a la que vas a volver. 🙂

vestido_parches (17) vestido_parches

Si quieres ver mucha más moda, no dejes de seguirme en Facebook (CLICK AQUÍ).

Disfruta de la semana y el domingo que viene nos vemos aquí. Miles de besitos.

vestido_parches (5)