VICHY, VOLANTES, BARDOT… QUÉ MÁS SE PUEDE PEDIR

El pasado fin de semana hicimos otra de nuestras escapaditas y nos fuimos a Alcalá de Henares. Porque…¡¿cuántas veces has ido a Madrid y no has visitado más que la capital?! Seguro que muchas, como yo, así que esta vez decidimos que también haríamos turismo local 🙂

Y, como no puede ser de otra manera, me puse mona y cómoda para hacer la visita guiada por esta ciudad declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. Y de paso poder enseñarte esta maravilla de blusa que me compré en mi visita a Gijón (ver AQUÍ).

 

Ya sabes que soy muy de apostar por el diseño español, los creadores emergentes y las tienditas locales y esta blusa de Siara cumple todo, además de ser muy agradable al tacto, cómoda y totalmente de tendencia: lazos, volantes, cuadro vichy y escote bardot, qué más se puede pedir.

 

Este verano me ha dado por los volantes en blusas, como AQUÍ, y también por los cuadros vichy, uno de mis estampados favoritos y que también he llevado mucho esta temporada en pantalones AQUÍ. Y hasta en un vestido para una boda, como me has podido ver AQUÍ. Y que, tanto uno como otro, seguro que el verano que viene se volverán a llevar, porque están triunfando mucho.

 

Si aún tienes dudas sobre los volantes, anímate con ellos porque los que van sobre el pecho son ideales para las que quieren aportar volumen a esta zona del cuerpo. Cuantas más capas tenga, o más rígidas sean, mejor. En cambio, en esta prenda, al ser escote bardot y tener mucha caída el volante, también puede usarse si tienes un busto grande.

Estoy enamorada de esta blusa -creo que se nota, jejejeje- además de ser de tendencia, al ser holgada pero con caída es muy práctica al final del verano, que ya tengo esa tripita de haber disfrutado mucho en vacaciones. 🙂

También son ideales para las que están embarazadas o lo han estado. Yo siempre tengo alguna así para combinar con mis pitillos o con las minis.

 

Para esta visita fui muy cómoda también con estas manoletinas rojas de Zara, de esta temporada, y muy que se van a ver mucho esta temporada con ese escote en V tan diferente que, o te gusta o lo odias. Y con ellas paseamos por esta ciudad tan bonita e histórica donde nació y vivió la familia de Miguel de Cervantes, al que se le conmemora, además de con su casa natal, con la plaza mayor y varias estatuas, como ésta de Don Quijote y Sancho.

 

Además, aquí construyó una de las primeras universidades de España el Cardenal Cisneros, cuyas instalaciones se pueden visitar, así como la sala donde se entregan los famosos premios Cervantes. Hay infinidad de monasterios, palacios y calles preciosas donde discurrió parte de nuestra historia, muy bien conservadas y que te aconsejo que vayas a visitar con un guía. Más información en turismoalcala.es

 

Y después de un duro día de turismo, nada mejor que ir a tomar unas tapitas por la calle mayor, donde son gratis y muy generosas, por cada caña que tomes.

 

Espero que te haya gustado mi visita de hoy con un look un poco menos veraniego, pero ideal para un día trotero.

Muchísimos besos y nos vemos en el siguiente post y en redes sociales. Muacs.

 

Anuncios

LA VUELTA AL MUNDO POR SANLÚCAR

¿Sabes que en 2019 se conmemora el 500 aniversario de la primera vuelta al mundo? Pues yo ni me acordaba hasta que fuimos a Sanlúcar de Barrameda este verano. Al ser el lugar desde donde partió Magallanes y su expedición de 5 naves, y donde regresó Elcano con una sola 3 años después, hay todo un circuito de visitas guiadas. Mira AQUÍ lo que te proponen.

Y nosotros, que somos muy animosos, y para hacer algo diferente por la mañana, decidimos apuntarnos a la de “Sanlúcar del s. XVI” -las otras las dejamos para la próxima vez, así volvemos, jejejeje-. Para la ocasión me puse bien fresquita, con esta falda que, a pesar de que es de este invierno -de See U Soon-, me la he puesto muchísimo todo el año ya que es de tela finita, el corte sienta muy bien y los colores son muy neutros. ¿Qué te parece?

 

Muchas veces separamos la ropa de invierno de la de verano, pero seguro que tienes prendas que puedes usar todo el año, como faldas finas, o incluso de tapicería con colores llamativos, short, pantalones finos con pantis para invierno o vestidos largos con chaquetas o jerséis de punto.

Esta falda, cuando ha hecho más frío me la he puesto con pantis y jersey negro, o con marrones y blancos…. y ahora ya me ves, va genial con esta blusa (que ya me has visto AQUÍ) o con una negra de tirantes también. Vamos, muy versátil y práctica si no quieres tener demasiadas prendas en tu armario.

Últimamente estoy muy turísitica, pero he de reconocer que me encanta poder mostrar sitios diferentes, con looks chulos. Además, así aprovecho las visitas y las fotos que nos hacemos, jejejeje.

Como te comentaba, elegimos la visita guiada -gratuita y de más de 2 horas- que te muestra cómo se vivía en Sanlúcar en el siglo XVI, los nobles que vivían en el momento y sus viviendas, además de las penalidades que pasó la expedición hasta que regresó.

La visita parte de la plaza del Cabildo, centro neurálgico de la ciudad y una de las zonas de bares más típica, de ahí, para ver el azulejo conmemorativo de la circunnavegación, desde donde se sube al barrio alto por la cuesta de los Bretones. Pasando por las Covachas (ahora están en reforma las esculturas de dragones que hay) se llega al antiguo convento de las Mercedarias, transformado en auditorio, donde hay unas vistas de la ciudad espectaculares.

Muy cerca está el antiguo Palacio de Orleans-Borbón -el actual ayuntamiento que ya pudiste ver AQUÍ-, así comoel Palacio Ducal de Medina Sidonia y la Iglesia Mayor Parroquial de Ntra. Sra. de la O. A través de su historia te acercan a la vida de la época y a la de las personas involucradas en la expedición.

 

Todo este barrio alto está lleno de calles de casas blancas, con sus rejerías y adornadas con infinidad de macetas, casas señoriales y zonas para comer de maravilla. Muy recomendable tanto visitar los edificios históricos que hay como pasear por sus calles.

 

Espero que te haya gustado mi visita de hoy con este look tan fresquito, pero con prendas de otras temporadas, muy combinables y que te sacan de un apuro.

Para una semana maravillosa y nos vemos en el próximo post. Miles de besitos y muchas gracias por tus comentarios y “me gusta”. Muacs.

ROJO… GIJÓN

Como ya pudiste ver en mi anterior post, la primera noche de nuestra escapada nos quedamos a dormir en Gijón. Y tras tomar unas sidras por la noche, los levantamos temprano para poder disfrutar de todo lo que tiene esta bella ciudad.

La primera parada que hicimos fue en Las Letronas. Foto imprescindible de la ciudad, por si se te olvida de dónde es la foto, jajajaja. Están junto al paseo marítimo, al lado del muelle y, como teníamos el hotel cerca, comenzamos la ruta desde ahí hacia el casco antiguo y la playa de San Lorenzo.

Para un día de turismo de cuidad -y de compras- nada mejor que un look cómodo y algo mas arreglado, con una de las mezclas que más me gusta: rojo y marrón. La verdad es que me parece una manera diferente y elegante de combinar el rojo, y la utilizo mucho, como me has podido ver AQUÍ.

La blusa es de hace unos cuantos años, de Zara, y me encanta porque, además de ser muy fresquita, mezcla una parte de animal print con otra lisa, además de tener unos detalles de encaje en los laterales. Si te gustan los estampados potentes, pero no te atreves, úsalos en las prendas inferiores o en pequeños detalles.

 

Caminado por el paseo te encuentras el Árbol de la Sidra, un monumento hecho con botellas, para fomentar el reciclaje, muy original y que se ilumina por la noche dando una luz verde genial. Y te marca el camino hacia la parte más antigua de la ciudad, el barrio de Cimadevilla. Tomate tu tiempo para pasear por sus callejuelas y descubrir la casa natal de Jovellanos (cerrada en estos momentos), unas termas romanas muy chulas, casonas espectaculares y las sidrerías más concurridas de la ciudad.

Y, en lo alto, con unas vistas espectaculares del mar, vas a encontrar un antiguo fortín reconvertido en parque con una imponente estatua de Chillida, llamada Elogio del Horizonte. Un buen momento para sentarte en el césped viendo el mar.

 

Cualquier oportunidad es buena para descalzarse, y eso que estos mules son comodísimos. Me los compré hace unos meses en Cuplé de Logroño y me los pongo un montón porque tienen un tacón perfecto para poder andar largas horas con ellos, a la vez que ganar unos centímetros. Además, en este tono tostado, lo combino con todo. Esta temporada vas a ver muchos mules diferentes por todas partes, elige el que más te guste porque es una de las tendencias en calzado que se van a seguir viendo más años. Yo te recomiendo que sean de piel, al menos el interior, y que te ajusten bien para que no te baile el pie.

 

Desde la parte más alta bajamos hacia la Iglesia de San Pedro y de ahí a la playa de San Lorenzo, donde hay un paseo fabuloso. Ideal para caminar y, si te gusta la bici, te recomiendo que alquiles una, o te traigas la tuya, y recorras este paseo, y la ciudad al completo. Hay mucho carril bici y parques fantásticos en los exteriores dignos de ver.

El toque de color del conjunto lo da el pantalón crop tan original que me he comprado esta primavera en la tienda Tres Sombreros de Logroño. Me gusta mucho cómo marca la cintura, con esa doble botonadura y el talle tan alto. Estiliza mucho si no tienes las piernas muy largas, y ya ni te digo lo bien que queda con tacones. 🙂

Si quieres ir diferente, anímate con este tipo de pantalones, a mí me encantan y los combino de mil formas diferentes (AQUÍ, AQUÍ, AQUÍ y AQUÍ)

 

Y, como no puede ser de otra manera, me dí una vuelta por las tienditas de la ciudad, porque hay que llevarse siempre un recuerdo de la ciudad, jajajaja. El mío, con estos calores, no he podido estrenarlo aun y tengo unas ganas de que refresque…

Pasea por la calle de Los Morros y la de Corrida y, sobre todo sus perpendiculares, porque hay infinidad de tiendas por todas partes, además de las que puedes encontrar en cualquier ciudad.

Y, como hacía un día espectacular de playa, tras comer un buen arroz marinero en una de las sidrerías, nos fuimos a echar la siesta a la playa de Poniente. Ojo, cuando vayas, mira las mareas para decidir en qué playa vas a estar, porque puedes encontrarte sin sitio donde poner la toalla. 🙂

Espero que te haya gustado mi día en Gijón, con este toque rojo de color en esta ciudad tan bonita. Nos vemos el domingo que viene con otro día más en tierras astures.

Feliz semana y miles de besitos.